A sus 26 años, él está cambiando las reglas de la educación en México

“El mundo ha cambiado y la educación tiene que cambiar”. Con un modelo educativo propio basado en tecnología, innovación, ciencia y emprendimiento, Adolfo Ferrer, fundador de Liks prepara a los niños para el futuro, cambiando las reglas de la educación en México.

Desde niño, Adolfo Ferrer era un gran aficionado a armar juguetes con Legos. Su curiosidad en constante evolución lo llevó a participar en competencias de robótica desde los 10 años. Sin embargo, en su entorno no encontraba un lugar dónde explotar su pasión con más niños de su edad.

La espinita no permaneció guardada por mucho tiempo. A sus 18 años, en 2014, el panorama se abrió cuando formó un club de robótica para niños al que nombraron Liks, que significa creadores en maya. La participación despertó gran interés desde el origen. Basta con mencionar que entre sus logros destaca ser el primer grupo de niños latinoamericanos en ganar la competencia Google Lunar XPRIZE en la categoría Moonbots ante 235 equipos de todo el mundo.

La hazaña les permitió viajar a Tokio a conocer a los equipos que construían robots para llevar a la Luna. Entre otros reconocimientos y apertura a nuevas competencias como FIRST Robotics. Este hito marcó el origen de Liks, como un espacio de preparación para competencias internacionales de robótica.

A partir de 2017 y gracias a la curiosidad de más niños, Liks se transformó en un espacio creativo para desarrollar ciencia, tecnología e innovación con talleres vespertinos y programas de verano. A lo largo de los años, el modelo ha evolucionado hasta convertirse en una escuela con un modelo educativo propio capaz de preparar a los niños de hoy para los trabajos del futuro.

Evolucionar para los trabajos del futuro

Adolfo hoy tiene 26 años. Estudió Ingeniería de negocios y tecnologías de la información en el Tecnológico de Monterrey y es el mexicano más joven en desarrollar un modelo educativo para primaria, secundaria y preparatoria. Esta propuesta disruptiva para la educación en México está basada en el equilibrio de las habilidades técnicas y blandas o habilidades del futuro: Colaboración, creatividad, comunicación y pensamiento crítico (las 4 ‘C’).

Independientemente del área o carrera que decidan seguir, la intención es que los estudiantes encuentren en la tecnología, la innovación, la ciencia y el emprendimiento, herramientas aliadas para alcanzar sus objetivos. “La misión es preparar a niños y jóvenes para el 85% de los empleos que estarán disponibles en el año 2030 y que no han sido inventados hoy”.

El aprendizaje en Liks se adquiere a través de retos. Los niños y jóvenes practican sus habilidades de colaboración, autogestión y autodidactismo en la solución de problemas reales, alineados a estándares y marcos internacionales. ISTE (Sociedad Internacional para la Tecnología en la Educación), Project Manager Institute, Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Así como técnicas educativas basadas en proyectos como el STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas) y Make: (aprender, haciendo).

De acuerdo con el emprendedor, con esta metodología los estudiantes encuentran desde edad temprana “su elemento”. Término desarrollado por el conferencista y gurú en temas de educación Sir Ken Robinson. Se refiere al balance entre el talento natural y su pasión personal.

Una escuela que abrió en pandemia

Para alcanzar el desarrollo del modelo educativo, Adolfo Ferrer y su equipo adaptaron las buenas prácticas en la educación de países como Dinamarca, Israel, Qatar y Japón para implementarlas en México. Después de una investigación de varios años, afinaron los planes de estudio con ayuda de un equipo de expertos. Áreas como Pedagogía, Académica, Tecnología, Diseño, STEAM, Emprendimiento, Experiencias, Marketing, Ventas son las más relevantes.

El plan de estudios, estrategias de aprendizaje y currículum de la escuela Liks están certificados ante la Royal Hollow Academy de Estados Unidos. En México, están validados por la Ley General de Educación y acreditados por la Secretaría de Educación Pública.

Todo estaba listo para implementarse en un formato presencial para el ciclo escolar 2020-2021. Sin embargo, con la llegada de la pandemia, esta implementación se adelantó a marzo de 2020 en modalidad virtual. Para esta fecha tenían inscritos 14 alumnos, hoy cuentan con 320 estudiantes listos para arrancar el ciclo 2021-2022 de 17 ciudades del país en primaria, secundaria y preparatoria.

El emprendedor asegura que si bien, tuvieron que adaptar rápidamente el modelo a un formato completamente virtual, la pandemia representó una oportunidad para crecer más rápido. Con esta aceleración, aún después del Covid-19, Liks operará en tres formatos: 100% virtual, híbrido con clases presenciales y virtuales y 100% presencial, para un mayor alcance.

Los retos de ser disruptivo

Para Adolfo Ferrer, el principal reto es lograr que los padres de familia comprendan la importancia de desarrollar estas habilidades en sus hijos. Para ello, han organizado Master Classes con líderes y expertos en estas áreas, con la intención de escucharlo desde otras voces de autoridad y generar Vitamina C: contactos y conexiones.

“Lo que buscamos es enseñar realmente materias que son útiles para los retos que vivimos actualmente y se preparen para las creaciones y los trabajos del futuro”. Para lograrlo, en la metodología de Liks no existe la figura de maestros, sino que son mentores que dan seguimiento al aprendizaje de cada estudiante para determinar si están llegando o no a sus objetivos.

Para cada área de estudio existen dos tipos de mentores, mentores líderes preparados en habilidades blandas y son quienes les ayudarán a descubrir “su elemento”. Y mentores inspiradores, expertos en cada área de conocimiento, que incluye materias básicas como Español, Inglés y Matemáticas hasta las materias Liks que se integran por temas como finanzas, programación, creatividad, sustentabilidad y desarrollo de habilidades para hablar en público, entre muchos otros.

Otro reto que enfrentan es la adaptación de los niños al aprendizaje en modo virtual. No todos los estudiantes lo adoptan al mismo ritmo. “Esto nos da la oportunidad de perfeccionar el modelo con estrategias de aprendizaje adecuadas para todos”.

El futuro de la educación en México empieza hoy

Entre los planes a futuro de Liks, está abrir el primer campus para la primera generación de la escuela en formato presencial. Así como ampliar el número de estudiantes.  

Adolfo Ferrer asegura que la educación ya no regresará a como era hasta antes de la pandemia. “La educación en México será presencial pero también tecnológicamente adaptativa, a partir de ahora todas las escuelas adoptarán esquemas híbridos de aprendizaje”.

Respecto al futuro, el emprendedor afirma que la empleabilidad también dará un giro. Ya no se va a contratar considerando el título universitario, sino que ahora será basado en las habilidades de cada candidato. ¿Cuándo seremos testigos de este futuro?

Adolfo Ferrer formó parte de nuestro WORTEV Rise Day el pasado 25 de febrero. Ingresa aquí y conoce los detalles que nos compartió sobre las habilidades que requieren las empresas para enfrentar el futuro.

Acerca del Autor /

[email protected]

Editora Wortev