Aprender del fracaso para ser mejor emprendedor

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
aprender del fracaso WORTEV

 Aprender del fracaso nos puede ayudar a mejorar en la vida y en nuestro emprendimiento. Si tenemos la capacidad de entender lo que nos quiere decir ese fracaso, podremos levantarnos y salir adelante con algunos aprendizajes.


Esto no es un llamado al fracaso, sino una invitación a pensar en algo que todos hemos vivido. Debemos ver el fracaso como una oportunidad para dar un salto de crecimiento y aprendizaje, que puede venir después de darle un golpe a nuestro ego. Pero si lo aprovechamos nos puede ayudar a ver las cosas desde una nueva perspectiva, reflexionar sobre nuestro rumbo en la vida y en nuestro trabajo.


Aprender del fracaso puede llevarlos a vivir sensaciones de coraje, miedo, tristeza, dolor y vergüenza. Pero si nos atrevemos a revisar el error cometido, nos daremos cuenta que en su interior tenía justo aquello que necesitábamos. Eso que ocupamos para crecer y ser mejores.



3 posibilidades para aprender del fracaso


1. Posibilidad de desprendimiento


Fracasar nos obliga a soltar cosas a veces materiales, nos orilla a abandonar sueños, ideas, creencias y objetivos. Nos hace conscientes de lo vulnerables que somos. El desprendimiento es aquello que nos permite liberarnos de esta continua ansiedad por poseer más, y a la vez nos permite enfocarnos más en lo que somos y en lo que hacemos más allá de lo que tenemos y de lo que percibimos.


2. Cambio de coordenadas 


El segundo de los aprendizajes del fracaso se genera cuando es tan drástico el cambio al que te orilló fracasar, que prácticamente cambia el esquema de tu vida. Si se pone atención en esta parte notarás que cuando comenzamos de nuevo, empezamos a ver las cosas con una perspectiva completamente distinta desde una óptica más humilde desde la que somos capaces de reconocer nuestros errores.



Esta posición nos ayudará a valorar lo que vamos reconstruyendo. Permite ver todo desde una perspectiva con un mayor sentido de amor y de agradecimiento hacia lo que vivimos.


3. Orden


Un fracaso muchas veces se genera por la acumulación de errores que cometemos constantemente y la mayoría de las veces sin darnos cuenta. Las consecuencias de ese fracaso nos obligan a pensar en cada mala acción o error que cometimos. Si quieres generar un cambio positivo será poner en orden todo aquello que antes estaba en desorden.


Ese orden te dará paz mental, lo cual puede considerarse como uno de los factores más importantes para avanzar hacia tus objetivos.


 


Así conocimos la forma de aprender del fracaso y el reto para ti es encontrar ese conocimiento. Están ahí, sólo tienes que buscarlo y cambiar esa actitud de desesperanza y de justificación, por una actitud de curiosidad para entender qué hay detrás del fracaso, y darle un nuevo sentido a todo. Apela a tu voluntad para encontrar los beneficios que te pueden dar esta situación, será el verdadero factor de cambio.


Columna escrita por Marcela Hernández, socia fundadora de Sensum, especialista en estrategias de sentido. Síguela en @March_coach


Nota del Editor: Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva del autor y no reflejan necesariamente la visión de Wortev.

Marcela Hernández
Marcela Hernández
Socia fundadora de Sensum

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.