El emprendimiento infantil no es un juego

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
emprendimiento infantil no es un juego WORTEV

El emprendimiento infantil se enseña mediante el juego, pero ¡ojo! NO ES UN JUEGO. No estoy en contra de jugar, al contrario, entendamos que el juego es parte de la vida diaria de todo niño. A través de éste el niño se vincula con el mundo, aprende a socializar, a competir sanamente, a tolerar la frustración, a medir sus capacidades y a esforzarse para lograr un objetivo.

Por medio del juego, los niños aprenden a seguir normas y experimentan la sensación de logro, pero lo más importante es que el juego les permite ser ellos mismos. Al jugar no fingen ni aparentan, se conectan con el momento con toda la naturalidad y frescura que los caracteriza. Todo esto hace que el juego sea ideal para que un niño aprenda a emprender.


¿Por qué el emprendimiento infantil no es igual que jugar?


El emprendimiento infantil en los niños eleva su autoestima, los lleva a creer en ellos mismos, a aprender el valor de la libertad y a la autorrealización. El niño debe tener una guía profesional, donde expertos en el tema lo lleven tanto en la parte de negocios como en el campo de la psicología y la pedagogía.

Cuando no se hace con experiencia y la debida formación, lejos de beneficiar al niño, puede afectarlo. El aprender a emprender en los niños no es igual que en los adultos o en los jóvenes, la adaptación de programas de adultos a niños, por moda o imitación, puede mermar el espíritu emprendedor de un niño en lugar de fortalecerlo, ¡cuidado!

Por otro lado, cuando papá o mamá emprenden junto con el niño, se convierten en su techo, el niño siempre respetará la jerarquía familiar, limitando su potencial al de su padre o madre.

Emprender es una fuerza interior; para el emprendimiento infantil, el niño debe hacerlo basándose en aquello que más ama, desarrollando él mismo su idea y haciendo realidad su sueño. Cuando el niño recibe guía de expertos en emprendimiento infantil, la experiencia será de las más importantes en su vida.

Permitir que un niño emprenda es sembrar en él la semilla de la libertad. Celebremos este día del niño impulsando el emprendimiento infantil.


Columna escrita por María del Carmen Cabrera Cisneros. Directora general de la franquicia BusinessKids. Síguela en @marycarmenbusinesskids

Nota del Editor: Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva de la autora y no reflejan necesariamente la visión de Wortev.


¿Quieres saber si tus hijos tienen cualidades emprendedoras? Identifica aquí las características de las mentes emprendedoras. de tus hijos.

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.