Cómo consigo capital para mi empresa sin descuidar mi producto

Muchos emprendedores saben que necesitan capital y ayuda estratégica, pero ¿cuándo es momento de atraer a un socio capitalista? ¿Cómo negociar la entrada de capital? ¿Qué es primero la operación o la capitalización?

Las anteriores son algunas preguntas que se hacen con frecuencia los emprendedores que buscan crecer, pero los detiene el tema de la capitalización para abrir instalaciones, hacer más investigación, crecer su plantilla, etcétera.

Como parte del segundo Wortev Rise Day, en el bloque The Mentoring, Luis Armando Bravo, fundador de Probionics, presentó su empresa ante los mentores Víctor Moctezuma, CEO de iLab, LuisGyG, experto en tecnología, y Denis Yris, fundador de Wortev, y planteó que su empresa se encuentra en busca de capitalización para seguir brindando prótesis mioeléctricas a pacientes sin extremidades.

Desde la fundación de Probionics en 2006, Luis Armando se ha comprometido en desarrollar tecnología para atender a un mercado en México de 10,000 personas al año que sufren amputaciones de extremidades superiores.

Con sus prototipos funcionales de arquitectura mecánica y electrónica para dedos, manos o brazos completos, ha atendido exitosamente a más de 150 personas. Aunque su empresa tiene ventas anuales promedio por 100,000 dólares, las utilidades siguen siendo reinyectado para fines de innovación y creación de productos nuevos.

La tecnología de Probionics cuenta con patentes (dos en Estados Unidos), una certificación de seguridad eléctrica y un registro sanitario por Cofepris (NOM13485) para elaborar y distribuir los dispositivos médicos de precios accesibles, entre 3 y 18 veces menores a su competencia proveniente del extranjero.

Capital para crecer

Luis Armando aseguró que en este momento está en busca de levantar capital para acelerar la realización de sus metas, con una división de manufactura y comercialización. Además, sostienen pláticas con casas ortopédicas para que se vuelvan distribuidores.

El emprendedor expuso que tiene claro que necesita ayuda y si bien ha tenido muchas propuestas para tener una sociedad, aún no ha llegado una oferta seria. Su poca experiencia en negociar y un poco la suerte no le ha permitido encontrar al indicado.

“No he sentido ese feeling (en los posibles inversionistas), ese deseo de trascender, de no sangrar a la empresa, de crecer orgánicamente”, confiesa, quien está abierto a encontrar un socio estratégico y/o capitalista.

Consejos y reflexiones

¿Empresa social o de desarrollo de tecnología?

Víctor Moctezuma, CEO de iLab, comenzó por reflexionar ¿hasta dónde quieres hacer negocio y hasta dónde es una empresa social?

Si se trata de una empresa social se tiene un límite respecto a la empatía de las personas, a lo mejor alguien puede decir que coinvierte contigo para que un tercero, en un proceso de crowdfunding, pueda tener su prótesis o colectivamente se puede fondear un número de prótesis al año como sociedad.

El otro modelo financiero es el de una empresa que desarrolla tecnología, aquí la pregunta es: ¿las patentes que has creado a qué otra industria podría servir? ¿qué otras cosas se pueden desarrollar? Para que parte del retorno se inyecte para ayudar a las personas que necesiten la prótesis.

Levantar capital en México es posible

Denis Yris, CEO de Wortev, cuestionó a Luis Armando sobre ¿cuál es su principal problema para levantar capital? El emprendedor señaló que identifica dos: muchas personas no creen en las cifras y el potencial del negocio; el segundo, la negociación pues le piden el 80% de su empresa para darle el capital que solicita.

Denis explicó que la parte de encontrar capital requiere de meterse de lleno y que pone a los emprendedores en el dilema entre dedicarse a la operación o buscar capital. En México en específico hay menos de 20 fondos de capital privado por lo que es complejo atraer ese capital.

Explicó que muchas veces los emprendedores le tienen miedo al tema de levantar capital, pero la deuda puede venir de cualquier parte: una institución financiera o de un fondo de capital, que se queda con una parte accionaria, pero hay que tener en cuenta: ¿qué es lo que quiero? ¿cuánto quiero levantar?

Hay inversionistas que quieren irse por el 70% y ahí los emprendedores deben aprender a negociar con un socio capitalista y ponerse en una situación de ganar-ganar.

Denis señaló que es una realidad que los fondos internacionales están volteando a ver a México y América Latina, donde hay ya varios unicornios y tienen mayor capitalización.

Lo que en México ha encontrado es que los emprendedores no le dan seguimiento a la capitalización. “Tienen tanta presión por la lograr capitalizar sus empresas que deciden mejor ponerse a operar porque ven lejano encontrar el capital”.

¿Es tiempo de comunicarlo al mundo?

Por su parte, Luis GyG lo invitó a hacerse los siguientes cuestionamientos: ¿Por qué no hacer un copartnership con alguna institución que vea encuentre Probionics lo que le hacía falta y de esa forma llegar a más gente?

La segunda reflexión es sobre la venta de productos. Pienso que debe haber alguien en el mundo dispuesto a pagar millones por lo que tú ya desarrollaste y quizá lo que hace falta es mostrarlo al mundo. En ese sentido necesitas trabajar el tema de marketing y comunicación.

“Nos hablas de desarrollo de productos, pero también su venta, vender a alguien que no tiene el dinero para adquirirlo. Es muy importante pensar ¿quién te podría ayudar para que llegues más lejos?

Finalmente, lo invitó a reflexionar sobre: ¿qué quiere? ¿una empresa o ser una asociación? ¿te ves como filántropo o empresario? Si defines exactamente qué quieres es la dirección que tomarás.

Si quieres conocer otras empresa que están haciendo innovación te invitamos a conocer la historia de esta empresa que recicla colillas de cigarro para contribuir a la economía circular.

Acerca del Autor /

[email protected]