Jaime Cámara, el pionero de la economía circular en México, recicla más PET que nadie en el mundo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
Pionero de la economía circular en México - WORTEV

Si alguien sabe de economía circular en México es Jaime Cámara. El director general de PetStar, cuenta con la planta de reciclaje de PET grado alimenticio más grande del mundo y ha logrado construir una empresa sustentable. En el 2020 consiguió hacer negocios neutralizando las emisiones de carbono y está disminuyendo la huella hídrica de su empresa.

PetStar recupera y recicla botellas de PET grado alimenticio, es decir, las devuelve como empaques a la industria de los alimentos en su planta ubicada en Toluca, Estado de México. Al año recicla lo equivalente a llenar 2.5 veces el Estadio Azteca.

En números, PetStar produce 52 mil toneladas de resina de PET grado alimenticio, producto de 3.6 billones de botellas recicladas al año.

La empresa que creó Jaime Cámara en 2006 es un ejemplo claro de la economía circular en México. Este tipo de economía transforma el esquema antiguo de producción y se basa en las tres R: reducir, reusar y reciclar. Así lo hace el modelo de negocio de PetStar.

“Las empresas tienen que incorporar la sustentabilidad en su modelo de negocio, tienen que aprender de economía circular porque si no, no van a sobrevivir”, sentencia en entrevista Jaime Cámara.

Él lo fue descubriendo poco a poco. Al principio no se había percatado del impacto que tenía su emprendimiento.

“Antes del reto ambiental me di cuenta de la gran oportunidad de valor social que había en esta actividad en un sector de la población que había vivido toda su vida de recolectar residuos por generaciones”, cuenta el ingeniero Jaime Cámara.

Con el tiempo, Cámara se percató de que el reciclaje no sólo tenía el impacto social de los pepenadores. Además de ser una gran oportunidad de negocios, también era una oportunidad de contribuir a atender los grandes retos ambientales.


Un negocio con gran impacto que nació de un fracaso


El error de diciembre de 1994 fue un momento crucial para Jaime Cámara. La crisis económica afectó el negocio de importación de artículos para el hogar que había emprendido a los 22 años con su hermano.

“El negocio se volvió inviable. Lo perdimos por completo, nos fuimos a la quiebra”, lamenta Cámara.

En el reto de la supervivencia, el empresario vio la oportunidad del reciclaje de PET. Así empezaron a recolectar botellas de plástico para venderlas a un cliente en Estados Unidos.

El equipo de vendedores del negocio anterior -acostumbrado a ir a las tiendas departamentales-, se quitó el traje y la corbata, y se puso el overol para buscar plástico en los basureros.

Dos años después se convirtieron en el recolector de envases plásticos más grande de América. Hasta ese punto aún no eran recicladores, recolectaban el plástico, lo compactaban y lo empaquetaban para que se reciclara en el extranjero porque en México no era posible.

Fue entonces donde Cámara identificó la oportunidad de vincularse con la industria embotelladora, que eran quienes producían los envases.

En aquel entonces, en la década de los años 90, había un crecimiento de los empaques de plástico que estaban sustituyendo a los de vidrio. Y en esos años se comenzó a reciclar PET para hacer fibras textiles, de poliéster.

La idea de PetStar, como tal, tuvo su semilla en el año 2000. Cámara cuenta que asistió a una presentación de una tecnología que podía convertir el PET en una botella otra vez.

“Volver a incorporar un material que había estado en la basura otra vez y llegar a la calidad para estar en contacto con alimentos en ese momento era realmente algo insólito y muy retador”, afirma.

Así comenzó PetStar, una empresa que es un ejemplo de la economía circular en México.


Superar los retos del emprendimiento


El primer reto de Jaime Cámara fue superar el descalabro del fracaso de su primer emprendimiento.

“Ese golpe que yo tuve cuando tenía 31 años de perderlo todo y quedar endeudado, es un golpe que te ubica en la realidad”, reflexiona.

El segundo fue hacer crecer su emprendimiento hasta convertirlo en la empresa que hoy es. “Hay momentos de altibajos, de casi morir y tener que buscar opciones”, dice el empresario.

El proyecto inició con una sociedad con Promotora Ambiental (PASA), una empresa de Monterrey que aportó el capital inicial. Ésta se convirtió en el accionista mayoritario de PetStar.

Al inicio Cámara se acercó a la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC). “Comencé a sensibilizarlos del reto ambiental de los residuos, de la escasez de agua potable y del calentamiento global, que están relacionados”, comenta Cámara.

Los primeros interesados en el reciclaje fueron Pepsi Cola, Bonafont y Danone.

En 2010, Arca Continental se unió a los clientes de PetStar. En ese mismo año, los accionistas mayoritarios decidieron venderla. Entonces Cámara abrió un concurso para adquirir la planta que ganó precisamente Arca Continental, pero él siguió al frente.

En ese punto, la Industria Mexicana de Coca-Cola, Arca Continental y otros cinco embotelladores se unieron a la misión del reciclaje: Bebidas Peninsulares (Bepensa), Corporación del Fuerte, Corporación Rica, Grupo Embotellador Mayab y Embotelladora de Colima.

En julio de 2014 se reinauguró la planta de Toluca, la recicladora de PET grado alimenticio más grande del mundo que hoy tiene 8 plantas de acopio en todo el territorio nacional.

Actualmente PetStar atiende 1,200 puntos de compra que indirectamente les da certidumbre a 24,000 pepenadores. Todo este material recolectado se envía a la planta de Toluca.

“Es a partir de los fracasos que consolidas los éxitos”, recalca Cámara.


Cómo recicla PetStar


Hay cuatro acciones eficaces que cualquier ciudadano puede hacer para contribuir al reciclaje de PET: Vaciar, aplastar, tapar y depositar en un recipiente. “Eso es muy poderoso para que esto evolucione”, afirma Cámara.

Al aplastar una botella, explica, disminuye el 75% de su volumen y se convierte en un residuo más eficiente ambientalmente.

Y, ¿cómo hace PetStar el resto del trabajo de reciclaje de PET? El objetivo es obtener resina reciclada grado alimenticio para crear una nueva botella.

Cámara explica que se trata de un proceso de tres eslabones: el primero empieza con la recolección del material, que muchas veces está disperso o no tiene las condiciones para ser reciclado.

Luego está el eslabón tecnológico, donde se necesita un proceso sofisticado con tecnología de punta para convertir este residuo otra vez en un material que cumpla con la especificación de grado alimenticio. Para lograr esto se requiere de alta inversión y personal calificado.

Una vez que las botellas están en la recicladora el primer paso es molerlas y lavarlas para producir un producto llamado flake (hojuelas). Esto se hace con tecnología italiana y aquí todavía no es grado alimenticio.

Luego funden el material para hacerlo líquido, con eso hacen una especie de espaguetis que se cortan para formar el PET. Después pasa por un proceso muy sofisticado de purificación donde se remueven los orgánicos volátiles que están adheridos a la superficie del material para convertirse en resina reciclada grado alimenticio.

La tecnología que usa PetStar está avalada por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos que certifica el material reciclado grado alimenticio.

El último eslabón es tener un cliente comprometido a usar el material.

“Si no se hacía algo con los empaques de plástico desechados se iban a convertir en un pasivo ambiental tremendo”, sentencia Cámara.

[vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1611263592188{margin-top: 50px !important;margin-bottom: 50px !important;}”]

PetStar y la economía circular en México


“Si queremos sobrevivir como humanidad no hay otro camino más que la sustentabilidad”, asegura Cámara.

PetStar está a la vanguardia en el concepto de la economía circular en México y en el mundo.

Desde el nacimiento de PetStar “hemos entendido el concepto de la economía circular generándole valor social, ambiental y económico a nuestros accionistas”, declara Cámara.

Ahora mismo trabajan en neutralizar las emisiones de carbono y mitigando la explotación de recursos naturales, ya que al mantener la resina reciclada permanentemente en circulación evita que se genere la producción de material virgen.

Cámara cuenta que hace unos años se comenzó a hablar de los retos de la basura plástica. Como solución se propuso prohibir el uso de plásticos. “Pero el problema no es el plástico sino el correcto manejo de los residuos plásticos”, recalca.

El experto en economía circular comenta que “si se prohíbe el uso de plástico aumenta el reto del calentamiento global porque el vidrio y el aluminio son buenos empaques, pero ambientalmente son mucho más costosos en tema de emisiones y consumo de agua”.

Algunas iniciativas pueden afectar las soluciones de fondo que combaten los problemas ambientales, considera Cámara.

En México, 7 de cada 10 personas consideran que los consumidores tienen un rol decisivo en el reciclaje de plásticos. Pero, sólo el 35% entiende el significado de economía circular, según el reporte Estado del Reciclaje de Plásticos 2021 de Hi-Cone, proveedor de empaques sostenibles para marcas globales.

Cámara nunca imaginó tener un impacto en el medio ambiente. “Cuando era joven no se hablaba de los retos ambientales, no era el mundo de hoy, somos una generación perdida en el tema ambiental”.

Pero ahora Cámara está seguro de que “si no eres una empresa sustentable, por mucho dinero que ganes, no vas a sobrevivir en el tiempo”.


Si tú también quieres emprender con una empresa sustentable, revive nuestro WORTEV Rise Day: Emprender con propósito: economía circular y emprendimiento social en este enlace.

Yanin Alfaro
Yanin Alfaro
Editora de coyuntura y reportajes.

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
Nos interesa saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *