Productos biodegradables, la apuesta del emprendedor que cambió la abogacía por cuidar al medio ambiente

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
productos biodegradables WORTEV

En 2012, José Ignacio Parada egresó de la carrera de Derecho en la Universidad Católica de Chile. No imaginaba que meses después, transformaría ese futuro que había visualizado como miembro de un despacho de abogados hacia el emprendimiento con productos biodegradables.

Aunque desde niño mostraba interés por la biología y el medio ambiente, fue hasta que lo asignaron al área ambiental del despacho que descubrió que, si quería resolver los mayores problemas ambientales, debía hacerlo desde adentro.

Así que se dio a la tarea de investigar más sobre materiales alternativos al plástico, capaces de biodegradarse de forma natural. Le contó su idea a Juan Eduardo Joannon, ingeniero comercial y papá de su mejor amigo. El proyecto le pareció tan atractivo que ambos se asociaron para desarrollar BioElements en 2014, empresa de origen chileno que produce bolsas, envases, cajas y más de cinco mil productos a partir de una resina patentada por ellos mismos.


productos biodegradables resina patentada de Bioelements
Resina patentada de BioElements

Justo en esta época, en Chile se discutía la aprobación de la Ley REP o de Responsabilidad Extendida del Productor. Esta norma obliga a los productores a considerar el manejo de su producto al convertirse en residuo dentro de sus costos. Dos años más tarde, se promulgó su aprobación, con lo que BioElements encontró la oportunidad que necesitaba para escalar la empresa con sus productos biodegradables.



Productos biodegradables en 18 meses


El primer gran paso fue fortalecer el área de investigación científica y el desarrollo tecnológico (I+D). El resultado fue la creación de una resina denominada BioE-8, un producto que puede degradarse no solo en condiciones de laboratorio, sino en condiciones reales como vertederos de basura, rellenos sanitarios y composta.

Con este descubrimiento, es posible reducir a un tiempo máximo de 18 meses, la degradación de productos de uso común. Para una comparación más específica, generalmente, el plástico convencional tiene un tiempo de destrucción de hasta 200 años.


productos biodegradables reciclaje de BioElements

El principal objetivo de los productos biodegradables de BioElements es convertirse en una alternativa al plástico, papel y cartón. “Muy pocos materiales alternativos realmente logran ser biodegradables en estas condiciones. Incluso hay materiales que siendo biodegradables tienen ciertos tóxicos que también contaminan”, puntualiza José Ignacio Parada.



Actualmente, ya se trabaja en la octava generación de esta resina, con la que ya es posible incursionar en productos para transportar alimentos de origen animal y vegetal. BioElements cuenta con más de 5 mil SKU o códigos distintos de productos .

La firma tiene presencia en seis países más además de Chile (Perú, Colombia, Brasil, El Salvador, México y Estados Unidos) y sus planes para el cierre de 2021 es vender 5 millones de dólares.


Alianzas estratégicas con la academia: la clave de crecimiento para BioElements


El crecimiento de esta empresa de productos biodegradables se atribuye principalmente a las 13 alianzas con los laboratorios de diversas universidades de Latinoamérica.

En México, por ejemplo, trabajan de la mano con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para continuar con los estudios en procesos de biodegradación. Mientras que con la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), mejoran las cualidades de la resina.

En la Universidad Católica de Chile desarrollaron su primera patente tecnológica obtenida por el material y sus integraciones para controlar la emisión de etanol de frutas y verduras durante la transportación. Esta acción contribuye a elevar el tiempo de vida de los alimentos.

Y por ahora se encuentran en investigaciones en la Universidad Federal de Río de Janeiro para una segunda patente, ahora enfocada en el desarrollo de una barrera contra virus y bacterias.



El emprendedor confirma que trabajar con la academia ha sido fundamental para sus investigaciones, sin embargo, reconoce que el proceso académico es lento en comparación con la movilidad que demanda el mundo empresarial, por lo que están en búsqueda de nuevas estrategias para optimizarlo.

Por ahora, BioElements produce sus productos biodegradables en dos plantas en Chile y una más en México. “México se ha vuelto un mercado muy importante para el grupo que no podemos desaprovechar”.


productos biodegradables planta de producción BioElements

Algunos de sus clientes en el mercado mexicano son Coppel, Farmacias Guadalajara, Miniso, La Casa de Toño y Mercado Libre. En total, a nivel Latinoamérica tienen más de 800 clientes con un modelo B2B (Business To Business) principalmente corporativos, retail y marketplaces.


Los retos de innovar con productos biodegradables


José Ignacio Parada, CEO de la empresa acepta que competir en precio con otros productos como el plástico o unicel no fue sencillo. De hecho, al inicio de BioElements, sus productos eran 80% más caros, pero actualmente han logrado reducir esta brecha a una diferencia entre 20 y 35%.

En el caso del papel y cartón, utilizar la resina de BioElements es 50% más económico para las empresas. Esto se debe a que se utiliza menor cantidad de material para fabricar la misma calidad de resistencia.

En parte, esta oportunidad se ha fortalecido gracias al creciente interés de las marcas por ser más responsables con el medio ambiente y cambio climático. “Estoy convencido de que con la información y las leyes que han surgido, las empresas son más conscientes y están abiertas a probar nuevas alternativas”, explica.

No obstante, la competencia no es el mayor reto. El CEO de BioElements comparte que el principal problema es que, a nivel cultural, hace falta innovar en los procesos de los residuos. “Debemos entender que no podemos resolver el problema de los empaques si solo pensamos en reciclaje mecánico, una tecnología de hace 50 años”.



“En BioElements mediante la innovación proveemos una alternativa de productos biodegradables, es decir, que además de ser reciclable mecánicamente, se puede reciclar ambientalmente”, agrega.

Pero el problema no es del plástico. De hecho, José Ignacio reconoce que es un material muy noble pero ha sido mal gestionado. Por eso es imprescindible que todas las empresas, sin importar el giro, se enfoquen en el triple impacto.


Empresas de triple impacto para generar un cambio


Una empresa de triple impacto es aquella que en su modelo de negocio incorpora prácticas con impacto ambiental, social y económico. También son conocidas como Empresas B, asumen un compromiso de mejora continua que pone su propósito empresarial socioambiental como centro de su modelo de negocio. La intención de estas empresas es convertirse en agentes de cambio en la economía.


Lee más sobre este tema: ¿Qué es el triple impacto? Crea una empresa rentable, responsable y social


Para José Ignacio Parada, es esencial que toda empresa tenga el triple impacto como parte de su ADN. “Ante las necesidades del mundo, no es posible pensar solo en uno de los tres elementos. Los emprendedores deben crear negocios sustentables a largo plazo, que genere ingresos, sea rentable. Pero que, a su vez, genere impacto social y al medio ambiente”.

Por esta razón, no es nada fácil emprender. En el caso de BioElements, tardaron dos años en recibir ingresos. Y aunque hoy José Ignacio ya se reconoce más como químico que como abogado, no olvida esos momentos en los que resistía mientras desarrollaba su empresa, a base de ahorros y viviendo con lo mínimo

“Vale la pena tener paciencia. Hay mucho status quo en torno al emprendimiento. Pero cuando eres pionero o revolucionario con una idea, el éxito tardará en llegar”.

Hasta ahora la empresa ha invertido más de 12 millones de dólares, equivalentes al 80% de sus ingresos. De los 5 millones que planean vender en 2021, invertirán 4.7 en investigación y desarrollo para 2022.

En sus planes continúa la expansión a nuevos mercados, nuevas líneas de producto, así como su incorporación al mundo B2C.


Conoce más sobre la visión de José Ignacio Parada en nuestro evento virtual WORTEV Rise Day. Emprendimiento triple impacto: Rentable, responsable y social. Revive su participación aquí.

Regístrate a nuestro siguiente evento en este enlace y recibe todos los detalles.

Arianna Jiménez
Arianna Jiménez
Editora WORTEV

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
Nos interesa saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *