¿Quieres reducir tu impacto ambiental? Esta emprendedora tiene una solución

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
Ixchel Anaya Mujeres emprendedoras WORTEV

Desde que llegamos al mundo los seres humanos comenzamos a dejar una huella en el planeta, aunque no necesariamente para bien. Tan solo en los dos primeros años, un bebé utiliza cerca de 6 mil pañales que tardan en degradarse 500 años. Esta cantidad se traduce en dos toneladas de basura. Para reducir tu impacto ambiental es necesario tomar medidas inmediatas.

Hace 12 años, Ixchel Anaya se convirtió en mamá y descubrió que su bebé era alérgico a los pañales desechables, sumado al tema de la contaminación, se dio a la tarea de elaborar sus propios pañales de tela, con elásticos y algunos broches. Poco a poco, sus pañales fueron popularizándose entre familiares y amigos, comenzó a fabricar pañales ahora para vender, bajo la marca Ecopipo.

Tras varias pruebas, llegó a su producto final que hoy se comercializa en más de 10 países como Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Perú, Argentina, Chile y Reino Unido, donde se ha posicionado dentro de las mejores marcas de pañales ecológicos.  

Desde sus inicios, Ixchel se ha enfrentado a rechazo, incluso en estudios de mercado, su proyecto no era considerado rentable, ya que supuestamente, nadie quería lavar pañales. Poco a poco, el mercado se fue abriendo y hoy vende casi 10 mil pañales al mes a través de su tienda en línea y 1,300 distribuidoras, que se conforman por otras mamás que, como Ixchel, desean emprender y generar ingresos.



Reducir tu impacto ambiental a partir del consumo responsable


Si bien, un pañal reutilizable no es la solución definitiva al problema ambiental que hoy enfrentamos, sí reduce considerablemente el impacto hídrico y la emisión de gases invernadero. Uno de los retos de una empresa ambiental está en competir en costos con otras marcas no ecológicas.

Un pañal de Ecopipo cuesta 370 pesos, y durante los primeros dos años de un bebé, el consumo promedio es de 10 pañales, un gasto de 3,700 pesos aproximadamente. A diferencia de los pañales desechables, que tienen un costo unitario de 5 pesos, sin embargo, representan un gasto de 30,000 pesos, tras dos años de uso.

La concientización ambiental es un trabajo de todos los días y ha sido uno de los mayores retos para Ecopipo. “Mi sueño sería que todos los bebés usaran pañales de tela, sin embargo, aún no es posible. Reducir el impacto ambiental solo se alcanzará si tanto industrias como personas inician con pequeños cambios.


Te recomendamos: ¿Qué significa emprender con propósito? Descubre si tu idea es de alto impacto


La tecnología detrás del pañal para reducir el impacto ambiental


Algo que caracteriza Ecopipo es la evolución constante. Desde el origen de la empresa la innovación ha sido fundamental para posicionar sus productos a nivel internacional. Los pañales de Ecopipo utiliza textiles con tecnología, la tela exterior o ‘pul’ es impermeable y transpirable, esto protege la piel del bebé.

Por otra parte, los absorbentes están hechos de fibra de bambú, una tela que crece de forma sustentable y es antibacterial. Otra capa es de microfibra, una tela parecida a una esponja. La combinación de estos materiales permite que funcione como un pañal desechable en nivel de absorción, duración y emisión de olores. La tecnología es similar a las de los uniformes deportivos o telas dry fit.


Te recomendamos: Ser una empresa sustentable y sobrevivir a una pandemia, el doble reto de Ecoshell



Las toallas sanitarias, el nuevo reto para Ecopipo


Para reducir tu impacto ambiental no basta con el uso de pañales reutilizables. A lo largo de la vida, continuamos generando residuos como las toallas sanitarias, por ejemplo. En búsqueda de una constante innovación, actualmente Ixchel apuesta por incursionar en este mercado que ha representado un reto todavía mayor que en los pañales.

“Aún existe un gran tabú sobre la menstruación, es vista como algo secreto, algo sucio”, comparte la emprendedora. Bajo la marca Lubella, comercializan toallas sanitarias y pantiprotectores con la misma tecnología y bajo el mismo modelo de negocio de venta en línea y distribución.

Actualmente ha cambiado la visión acerca de la menstruación desde etapas iniciales, lo que ha abierto más el mercado. Ecopipo y Lubella tienen un catálogo de más 50 productos como pañales de tallas especiales (para adulto o personas con discapacidad), desmaquillantes, toallitas lavables, calzón entrenador, de natación y mucho más.

Entre los proyectos actuales de Ixchel, está impulsar “pañales con causa”. Unir a Ecopipo con asociaciones para fomentar el uso de pañales y productos reutilizables. La intención es destinar los ingresos a la protección del medio ambiente y seguir con su misión: reducir el impacto ambiental y fomentar el emprendimiento para otras mujeres. Te invitamos a escuchar la entrevista completa con Ixchel Anaya.

Escúchanos directo aquí:




Conoce más de Ixchel Anaya en su participación durante el WORTEV Rise Day. Mujeres emprendedoras. Compartió una charla interactiva con tres empresarias más en la que compartieron sus experiencias sobre los retos en sus industrias y su visión sobre cómo construir un sector empresarial más equitativo en México. Revive el evento en este enlace.

En WORTEV queremos ayudarte a acelerar el crecimiento de tu negocio, por eso te acercamos a expertos en los temas de vanguardia en el ecosistema emprendedor. No te pierdas nuestros eventos totalmente gratuitos. Inscríbete aquí al siguiente.



Arianna Jiménez
Arianna Jiménez
Editora WORTEV

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
Nos interesa saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *