Dark Patterns: ¿qué son y cómo afectan a tu empresa?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest

Con el auge del internet y las redes sociales, el UX (experiencia de usuario) tendría que haberse mejorado y simplificado. Si comparamos el interfaz de nuestro buscador de Internet con el que usábamos hace años veremos un gran cambio. Tristemente, no todo es un paraíso minimalista. Aquí es donde entran los dark patterns o patrones oscuros.


¿Qué son los dark patterns?


Un dark pattern es una interfaz al usuario que está intencionalmente diseñada para ser difícil de entender. Un ejemplo sencillo: revisa tus correos. Seguramente tendrás algún correo de un producto o servicio. Para dejar de recibirlos, tienes que ir hasta abajo del mensaje. Una vez ahí, en texto minúsculo está la opción que buscas.

Los servicios que ofrecen suscripciones son, tristemente, los que más caen en esto. Ningún servicio va a querer perder un cliente. Por lo tanto, lo hacen un proceso difícil. Después de dar clic por varias ventanas, finalmente podrás encontrar la opción para desactivar tu suscripción.

Si tienes mala suerte, ni eso encontrarás. Hay algunos servicios que no cuentan con esta opción directamente en su pagina web. Si quieres desactivar tu suscripción, tendrás que llamar a un número telefónico y pasar por varias operadoras antes de que te atiendan.


Te recomendamos: Mejora tu servicio al cliente con una estrategia omnicanal


¿Cómo afecta a las empresas?


La experiencia que el usuario debe tener en un sitio web debe ser ética. Esto quiere decir: centrada al usuario y que este siempre tenga control sobre su experiencia dentro del sitio web. Aunque el uso de un dark pattern puede parecer atractivo para la empresa, no se considera ético en el mundo del UX. Harry Brignull, asesor de UX, se ha dedicado desde el 2010 a investigar qué empresas las usan en su sitio web.

Cuando un sitio o servicio usa estos patrones oscuros para engañar a la gente, los clientes lo recuerdan. Esa mala experiencia se impregna en su mente. Como resultado, ese usuario no se convertirá en cliente y no regresará. Asimismo, la reputación de la empresa se verá dañada.

Mejora la experiencia de tus clientes y ofréceles el trato ético que merecen. Contacta a nuestro equipo especializado en diseño web y mejora tu posicionamiento de marca.



Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
Nos interesa saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *