La importancia del retroplanning

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
Retroplanning, la importancia de planear cada detalle - WORTEV

¿Qué es retroplanning?

Cuando hablamos de retroplanning nos referimos a un tipo de planeación. Esta se hace a partir de la fecha de lanzamiento de un proyecto como último día, hacia atrás. Es decir, una línea del tiempo que marque cada uno de los pasos necesarios para llegar al lanzamiento con todo lo necesario completo y perfeccionado.

Al trabajar con un retroplanning es más fácil tener claridad de cada una de las pequeñas tareas que construyen las piezas y el tiempo real que toma realizarlas. Además, toma en cuenta los ajustes, cambios, atrasos e imprevistos. También sirve de reality check para ver si los tiempos que se están marcando como ideales pueden o no ser ejecutables. También es la mejor forma de visualizar el proceso y avances de todo el proyecto fácilmente.

Esta línea de tiempo es el mapa para llegar al éxito y cumplir con las expectativas. Después de una gran idea creativa, viene la ejecución paso a paso de la misma. Puede sonar a mucha talacha, pero considera que es tu forma de ser realista para ejecutar el trabajo de la mejor forma posible.



¿Cómo hago un retroplanning?

La idea para un buen retroplanning es poner en una columna los pasos necesarios para llegar a la meta. En las siguientes columnas, pon las fechas por día y marca cuántos días se tardará cada responsable en entregar su parte. No es tan difícil como suena. 

Sigue estos 5 pasos para realizar tu retroplanning:

1. Prepara la información

Recopila toda la información necesaria sobre tu proyecto. Debes organizarla para poder definir claramente cuáles son los objetivos a alcanzar y los entregables a generar.

2. Enlista las tareas

Comienza por visualizar los grandes procesos en los cuales se divide tu proyecto. Así podrás enlistar todas las tareas y subtareas que los compondrán. Organiza las tareas cronológicamente, teniendo en cuenta la posible interdependencia entre ellas.



 3. Define su duración

Este paso, claro, es uno de los más importantes, pues es donde buscas asegurar el cumplimiento de los plazos y que la entrega final del proyecto se respete.

Ya que definir con exactitud cuánto durará cada tarea no siempre es sencillo, estima un tiempo considerable para cada una, otorgando un margen de error para hacer frente a eventuales imprevistos.

4. Construye tu retroplanning

Comienza por ubicar la última tarea a realizar, luego la anterior a esta y, así sucesivamente, hasta llegar a la fecha de inicio del proyecto. Evita la superposición de tareas, previendo un tiempo considerable para realizar cada una.

5. Afina detalles

Por último y con la visualización gráfica de tu retroplanning, puedes considerar otra información útil como: el presupuesto y la asignación de responsables de cada tarea. 

Ahora ya lo sabes, ¿estás listo para que tu lanzamiento o anuncio sea un éxito? No olvides apoyarte con expertos del tema. En WORTEV contamos con el equipo especializado y organizado que te podrá ayudar a llevar tu campaña digital de forma exitosa. ¡Contáctanos!


 

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
Nos interesa saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *