Entiende mejor a tus clientes con estas 10 tendencias de consumo para 2021

El 2020 cambió al mundo. Adaptarnos a las medidas de confinamiento en casa, el trabajo, la escuela, el pago de servicios y las compras nos orillaron a adquirir nuevos hábitos de compra que se han convertido en tendencias de consumo, muchas se quedarán, otras no. Pero de lo que no hay duda, es que la vida ya no será la misma.

El año 2021 presenta un panorama de reajuste y aceptación de esta nueva forma de vivir. Para las empresas y en particular para las Pymes esta crisis ha representado un gran reto de adaptación en operación, ventas, marketing y recursos humanos. ¿Tu empresa está preparada para entender a sus consumidores en esta etapa?

Para comprender mejor a los nuevos consumidores, la empresa de investigación de mercados, Euromonitor Internacional presentó un informe con las tendencias emergentes y de rápida evolución que ganarán terreno este año: Las 10 tendencias de consumo para 2021. Los resultados se obtuvieron después de una investigación en más de 100 países (incluido México) con análisis de mercado, encuestas sobre consumo y comportamiento de los clientes en los negocios.

La buena noticia es que los consumidores no se rinden, han encontrado su voz y se han integrado adecuadamente a los nuevos cambios. La resiliencia y la adaptabilidad son las fuerzas que impulsarán a estas tendencias globales de consumo. Toma nota e inspírate para mejorar tu atención al cliente.

 

Estas son las 10 tendencias de consumo que impactarán en 2021:

 

1. Reconstruyendo para mejor

 

Los nuevos consumidores demandan que sus marcas favoritas se preocupen por la salud de sus empleados y clientes, por la sociedad y por el planeta para reconstruir un mejor futuro. Para reposicionar tu empresa es necesario contribuir a la reconstrucción de un mundo más verde y equitativo, esto se convertirá en una ventaja competitiva y a su vez, ganará la confianza de la sociedad.

 

2. Anhelando la convivencia

 

Los consumidores extrañan las facilidades que daban por hecho antes de enfrentar el cambio de su vida cotidiana. Mientras que las empresas tienen la presión por adaptar rápidamente sus operaciones para mantener la experiencia de compra de los clientes. La pandemia redujo las compras compulsivas y obligó a planear cualquier salida, por lo tanto, se apoyan de los canales digitales para sus compras.

 

3. Oasis al aire libre

 

Con las restricciones para los espacios cerrados, los espacios al aire libre se convertirán en la tendencia de consumo para quienes buscan esparcimiento o reconectar con sus seres queridos después de un largo tiempo de confinamiento. Incluso hay quienes han optado por mudarse a zonas rurales con menor densidad de población. Las empresas con un espacio abierto para recibir a sus clientes tienen mayor oportunidad de captar clientes.

 

 

4. Realidad Phygital

 

El futuro es híbrido y esta tendencia lo confirma. Los consumidores pueden convivir, trabajar, comprar y jugar de forma eficiente tanto en persona como en línea. Para estas tendencias de consumo, las empresas deben fusionar ambas experiencias para ofrecer una solución a quienes que prefieran permanecer en casa y a quienes prefieren salir.

 

5. Jugando con el tiempo

 

El trabajo y la escuela invadieron las casas. Los consumidores ahora integran en el mismo espacio varias actividades, por lo que son más exigentes con la distribución de sus horarios. 51% de las personas encuestadas escogieron el “tiempo para mí mismo” entre sus tres principales prioridades de vida. Las empresas deben proporcionar soluciones que apunten al deseo del consumidor de maximizar su tiempo, ofreciéndoles mayor flexibilidad, especialmente con productos y servicios a los que se puede acceder desde o cerca de sus casas.

 

6. Inquietos y rebeldes

 

El sesgo en la información emitida por los gobiernos respecto a la pandemia ha incrementado la desconfianza en los consumidores, principalmente jóvenes. Este descontento se ha masificado y ahora las propias necesidades se ponen por encima de los deseos de los otros. Las empresas requieren estrategias de marketing en redes sociales más personalizadas y participa en eventos de streaming o de entretenimiento.

 

 

7. Obsesionados por la seguridad

 

El temor a contagiarse del virus y una mayor conciencia sobre el cuidado de la salud ha impulsado un mayor interés de los consumidores en empresas con mejores medidas de seguridad e innovación en sistemas de higiene. Los pagos sin contacto, servicio a domicilio, venta en línea y en general las opciones que minimicen la interacción entre personas, son características de estas tendencias de consumo.

 

8. Sacudidos y revueltos

 

El bienestar mental es una de las prioridades de los consumidores, 73% califica la depresión y salud mental como una condición con un impacto moderado a grave en su vida diaria. Antes de la pandemia buscaban productos y servicios que ofrecieran soluciones rápidas, hoy la prioridad no es el tiempo, sino desarrollar habilidades y comprar productos duraderos y más saludables. Los consumidores están en busca de una vida más plena y balanceada, las empresas deben ayudar a los clientes a enfrentar la adversidad y aumentar su confianza.

 

9. Ahorradores reflexivos

 

Las tendencias de consumo se enfocan en ser cuidadosos. El entorno económico incierto ha reducido los gastos por impulso. El 49% de los encuestados aseguró que desea ahorrar más este año que al inicio de 2020. Hoy priorizan en productos y servicios que ofrezcan un valor agregado, orientados a su salud y seguridad. Las empresas deben ofrecer propuestas con una buena relación calidad precio y mejorar sus canales de distribución y abastecimiento para blindarse ante nuevas eventualidades.

 

 

10. Nuevos espacios de trabajo

 

Los nuevos espacios de trabajo han modificado la vida de los consumidores, modificaron su forma de vestir, de alimentarse y de administrar su tiempo. Las empresas y negocios deben apoyar el balance vida-trabajo, así como las necesidades de productividad y comunicación. El reto es brindar a sus consumidores una sensación de pertenencia y conexión a través de la participación digital interactiva.

 

Estas tendencias de consumo tienen como pilar a la tecnología. Las experiencias virtuales han impulsado las interacciones con los clientes y son facilitadoras de las relaciones humanas. Por lo tanto, empresas deben reajustar sus estrategias para mejorar la comunicación y sus procesos con ayuda de las herramientas digitales. Compártenos ¿qué cambios has implementado a partir de la pandemia?

 

 

En WORTEV podemos ayudarte a encontrar el camino para enfrentar las condiciones actuales sin desperdiciar tu dinero. Escríbenos para recibir más información.

Acerca del Autor /

[email protected]

Editora Wortev