economía circular

Esta empresa recicla las colillas de cigarro para contribuir a la economía circular

Ecofilter es la primera empresa mexicana en obtener patente para el tratamiento de colillas de cigarro. Con esta iniciativa, busca impulsar la economía circular y reducir el impacto ambiental de este tóxico.

Tan solo en México se desechan 5 mil millones de colillas al año cada año, equivalentes a 22,150 toneladas de basura, de acuerdo con la Secretaría de Salud. Estos desechos representan entre 30 y 40% de los residuos recogidos en actividades de limpieza urbana y costera. La toxicidad de los componentes del cigarro es excesiva. Una sola colilla contamina hasta 50 litros de agua dulce y 13 litros de agua salada, perjudicando gravemente a la flora, fauna y ser humano.

Esta problemática llamó la atención del biólogo Leopoldo Benítez. Después de varios años de investigación, encontró que el hongo Pleurotus ostreatus proveniente de la sierra michoacana era capaz de degradar en su totalidad las colillas de cigarro en un periodo de 30 días, sin dañar al medio ambiente.

A la par de su investigación, en 2012 conoció a Paola Garro Almendaro, ahora su socia. Ambos se dedicaron a perfeccionar el proyecto. Crearon un modelo de negocio capaz de contribuir a la economía circular y mitigar el impacto ambiental de este contaminante.

El tratamiento biotecnológico que desde 2019 está patentado consiste en la desintoxicación total de las colillas. El material del que están hechas es acetato de celulosa, el cual, al entrar en contacto con el hongo comienza a degradarse. Este periodo de transformación dura 30 días, en el que elimina por completo los químicos hasta obtener una pulpa de celulosa natural y 100% biodegradable, con la que se puede fabricar cartón o papel.

economía circular

La educación ambiental: el gran reto de una empresa sustentable

Después de comprobar la viabilidad del proyecto, vino el reto más grande: convertirlo en un modelo de negocios escalable. En entrevista para Wortev, la cofundadora Paola Garro, compartió que algunos profesores y expertos les sugerían llevarlo a otro país “porque México no estaba preparado”. Estos consejos los desanimaron y abandonaron el proyecto algunos años.

En 2015 retomaron la idea, convencidos de que si querían seguir el camino emprendedor tenían que ser perseverantes. “Estamos rompiendo la barrera de la educación ambiental en México con algo que no existía, algo que ni siquiera se consideraba y que puede convertirse en un parteaguas”, agrega la cofundadora.

El siguiente paso fue ingresar a una incubadora para perfeccionar el modelo. Sobre todo, en temas de propiedad intelectual para solicitar la patente, que era prioridad para alcanzar los objetivos de crecimiento.

Para captar la atención sobre la problemática ambiental, las acciones de Ecofilter en un inicio se enfocaron en la organización de Colillatones. Proyectos sociales en los que se invita a la comunidad en general a asistir a algún parque o playa para recolectar la mayor cantidad de colillas posibles.

Actualmente, debido a la pandemia, la recolección de colillas se realiza a domicilio por medio de la ruta Quédate en casa. Los interesados se registran y el equipo de Ecofilter recoge de casa en casa desde tres colillas.

Estas acciones se realizan a nivel nacional, y ha captado el interés de voluntarios de todo el país. Actualmente Ecofilter cuenta con una red de más de 450 embajadores que siguen el modelo de recolección y acopio, una vez que juntan una cantidad mayor, las hacen llegar a la empresa para darles el tratamiento adecuado.

economía circular

Modelo de negocio consciente de la economía circular

La recolección de colillas correcta es en botellas de pet bien cerradas, para evitar que sigan contaminando el suelo, el agua y al ambiente, de acuerdo con los emprendedores. Además, de esta manera, su transportación es más sencilla.

Para generar ingresos, Ecofilter ha replicado el modelo de recolección voluntaria, como servicio para empresas. Por medio de contenedores, negocios de todo tipo pueden contratar contenedores y la recolección. Con estas prácticas, reciben un reconocimiento por parte de Ecofilter que las avala como empresas responsables y, a su vez, les facilita el acceso a certificaciones.

Su segunda línea de negocio es la venta de contenedores para gobiernos, instituciones o empresas. Existe infinidad de ceniceros en distintos lugares, pero no existe quien esté a cargo de darles un trato responsable a las colillas. Aquí fue donde Ecofilter encontró un área de oportunidad, a través de un monitoreo constante ellos mismos se encargan de la recolección.

Una tercera línea es la venta de productos a partir de la pulpa de celulosa biodegradable, como macetas (hechas con 25 colillas), lápices (10 colillas), hojas de papel y hasta bisutería.

A partir de esta idea, surgió su cuarta línea de negocio con un modelo B2B. La venta de pulpa de celulosa que generan a fábricas de papel y cartón se ha convertido en la vertiente más redituable, ya que se oferta como materia prima y a gran escala. Actualmente, Ecofilter tiene alianza con dos importantes grupos papeleros.

La capacidad actual de la planta de producción de Ecofilter es de 30 kilos de pulpa de celulosa al día. Cada kilo representa aproximadamente 2,400 colillas. Para alcanzar sus objetivos de crecimiento, la empresa también tiene alianzas con tabacaleras para comprar su merma (filtros de mala calidad) de celulosa para convertirla en un producto 100% biodegradable.

economía circular

Las lecciones aprendidas y los planes a futuro

Con la utilización de una tonelada de la pulpa de celulosa hecha por Ecofilter, pueden salvarse hasta 12 árboles de la tala, para la obtención de celulosa virgen.

Parte fundamental para el crecimiento de Ecofilter han sido los concursos. Han sido ganadores del Premio Santander a la Innovación Empresarial, del Premio a la innovación y desarrollo social de Unitec, el TrepCamp en México y Boston y del Premio al Mérito Ambiental del Estado de México, entre otros, donde también han quedado en los primeros lugares.

De acuerdo con Paola Garro, además de recibir premios económicos, la participación en estas convocatorias les ha permitido recibir conocimiento, a través de mentorías y asesoría de expertos en economía circular y negocios.  “Cuando entras crees que llevas todo resuelto, pero en cada concurso descubres otras cosas que ni siquiera habías considerado”, recuerda la cofundadora.

Una de las mayores lecciones que han aprendido en este camino, es ser receptivo a las visiones externas y estar dispuesto a hacer cambios a tu empresa, aunque estés muy enamorado de tu idea. La emprendedora recomienda “analizar cada opinión y no descartarlas, todo podría ayudar a mejorar tu negocio”.

Al día de hoy, Ecofilter cuenta con más de 150 aliados estratégicos a nivel internacional, entre organismos, gobiernos, academia y asociaciones. Desde marzo de 2020 trabajan en la primera planta industrial de tratamiento de colillas de cigarro a nivel mundial, se ubicará en Jalisco y podrán darle tratamiento a más de 15 toneladas de colillas al año. Con ello, se convierten en un fuerte eslabón de la economía circular.

 

Conoce a esta emprendedora que dejó su trabajo en la banca para diagnosticar cultivos con drones.