A México le urgen más emprendedores de alto impacto. Este emprendedor nos explica cómo lograrlo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
emprendedores de alto impacto Jorge Cueto WORTEV

Los emprendedores de alto impacto se caracterizan por aportar valor a una necesidad a partir de un modelo de negocio escalable. Este impacto puede ser social, ambiental o en procesos y su principal característica es que se valen de la innovación para alcanzar su propósito.

Dentro de las empresas mexicanas con impacto social, destaca Prison Art. Un proyecto que surgió hace siete años en el penal de Puente Grande Jalisco de la mano de Jorge Cueto. Este emprendedor vivió en prisión durante 11 meses, mientras se aclaraba un caso de fraude contra la empresa para la que había dejado de laborar tres años atrás.  

En entrevista para nuestro podcast The Talk para Emprender, Jorge Cueto compartió que, aunque la vida dentro de prisión es muy difícil, es más difícil la búsqueda por la reinserción social al salir. “Las personas que obtienen su libertad, no solo se enfrentan al estigma social, sino también a la falta de oportunidades laborales”.


emprendedores de alto impacto bolso Prison Art WORTEV
Cortesía Prison Art

De acuerdo con el emprendedor, 99% de las empresas en México no contratan a personas con antecedentes penales. Situación que dificulta la reinserción y como consecuencia, favorece a los grupos de crimen organizado.

Esta problemática no pasó desapercibida por Jorge Cueto. Aún en prisión, inició un proyecto para ayudar a las personas privadas de su libertad a través del arte. Una idea que se le ocurrió a partir de observar el talento de algunos de sus compañeros de prisión para pintar tatuajes.

Jorge Cueto solicitó el ingreso de materiales como tintas, herramientas para cincelado y trozos de cuero para tatuar con el propósito de mantener ocupados y lejos de riñas a sus compañeros. Con el paso del tiempo, la calidad mejoró y se convirtieron en piezas de alto valor artístico.




El desafío de los emprendedores de alto impacto: generar recursos


A cambio de una remuneración económica que podía llegar hasta los 4,000 pesos mensuales, el emprendedor compraba las piezas a sus compañeros. La única regla era que el preso entregara el 50% a sus familiares y el restante, necesario para sobrevivir en la cárcel, no se utilizara en drogas.

El dinero para este pago provenía de los propios recursos de Jorge Cueto. Sin embargo, al correrse la voz, comenzó a dificultarse la labor social y ya no alcanzaba para pagar a todos. El primer desafío fue encontrar la manera de obtener apoyo.


emprendedores de alto impacto prison art WORTEV
Cortesía Prison Art

“Yo detecté ese problema y quería hacer algo. Pero también sabía que una sociedad tan lastimada lo que menos querría es ayudar como proyecto social a personas que están en la cárcel”.

Jorge Cueto


Justo en ese momento, se declaró su inocencia. Jorge se comprometió con los 30 colaboradores que tenía para continuar con el proyecto fuera de la cárcel. En ese momento, tenía más de 300 tatuajes en cuero y piezas cinceladas listas para venderse.

¿Cómo enaltecer ahora no solo el trabajo de sus compañeros, sino también hacer el proyecto un negocio rentable? En agosto de 2013, surge la Fundación Proyecto Arte Carcelario y Prison Art, marca que comercializaría los bolsos y piezas con los tatuajes a través de tiendas exclusivas tipo boutique.


Emprendedores de alto impacto Jorge Cueto tatuajes WORTEV
Cortesía Prison Art

Modelo de negocios de alto impacto


La fundación y la marca trabajan de la mano. El modelo de negocio inicia desde la capacitación constante para el perfeccionamiento de las técnicas. Posteriormente, la empresa paga a los trabajadores por los diseños que elaboraron durante el mes, aún si la pieza no se vende.

El precio final de cada producto oscila entre 3,000 y 15,000 pesos y el valor agregado es que cada pieza es única. Cada una ha sido tatuada o cincelada directamente en ese cuero y no es replicable. De este costo se destina un 25% al trabajador, 45% a compra de materia prima y costos de operación y el restante para emplear a más reclusos.



Con un modelo de negocios de alto impacto, Jorge Cueto se ha enfocado en crear una marca de lujo a partir de la compra con causa, la generación de impacto positivo y exclusividad de productos únicos.

Hasta la fecha, Prison Art y Proyecto Arte Carcelario colaboran en ocho penales del país, en donde emplean a 200 personas, de las que solo 40 están libres. El emprendedor explica que, con esta iniciativa, no solo generan recursos económicos, sino que además mejora su autoestima y se sienten valorados por su talento.

“El verdadero cambio llega en ese momento, cuando mejoran su autoestima, dejan de lastimarse y dejan de querer lastimar a los demás“.


tenis tatuados por Prison Art WORTEV
Cortesía Prison Art

Ante la pandemia y para mantener el proyecto social, Prison Art redujo gastos como el despido de personal administrativo y el cierre permanente de algunos puntos de venta. Fortaleció el canal digital y reestructuró acuerdos con arrendatarios de locales y corners.

La expectativa es recuperar las ventas de tres mil productos al año, equivalentes a aproximadamente 40 millones de pesos, retomar su modelo de franquicias y seguir ganando mercado.




México necesita emprendedores de alto impacto


El propósito más importante de Prison Art es solucionar el problema de la reinserción en México. Tener un México más tranquilo donde se pueda vivir en paz.

A partir de su modelo de negocio, Jorge Cueto desea demostrar a otros emprendedores que hay otros caminos. “Ante las condiciones actuales es importante involucrar una causa y ser emprendedores de alto impacto”.


Emprendedores de alto impacto bolsos de Prison Art WORTEV
Facebook Prison Art

Frente a una necesidad de generar más empresas, agrega que “hoy ya no funciona hacer negocios, solo por ganar dinero. No basta con eso. Si no soy capaz de generar algo positivo para todos los que me rodean, como equipo, proveedores y la sociedad en la que estamos, mi valor agregado es muy triste y solo queda en ganar dinero”.

Escucha la entrevista completa con Jorge Cueto. Entérate de por qué una de las características que más le molestan en las personas es la indiferencia y por qué el mundo necesita aprender a consumir menos.



ESCÚCHANOS DIRECTO AQUÍ:




Ve el video en YouTube y ¡no te pierdas los próximos episodios de The Talk para emprender! También en Apple Podcasts, Google Podcasts y Amazon Music. Suscríbete y compártelo.

Arianna Jiménez
Arianna Jiménez
Editora en WORTEV

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.