¿Biometrías hemáticas en 10 minutos? GLhealth revoluciona las pruebas de laboratorio

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
GLhealth biometrías hemáticas en 10 minutos WORTEV

Imagina que puedes detectar si tienes anemia en cuestión de 10 minutos. Esto es posible con la startup GLhealth y su aparto estrella OLO, con el cual no tendrás que esperar a ir al laboratorio a hacer tus pruebas para volver con tu médico otro día con el resultado.

GLhealth (Global Lab Health) es una empresa innovadora en diagnósticos Point of care, es decir, pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia. Su CEO, Bernardo Frisbie, se ha dedicado a abrir startups de innovación durante toda su carrera. Estudió ingeniería química en La Salle, “después hice finanzas porque había que complementar lo que no entendía y es importante para los negocios”, cuenta a WORTEV.

Antes de GLhealth, Frisbie emprendió en la industria farmacéuticas con medicamentos genéricos y abrió un laboratorio de innovación que hacía pruebas de bioequivalencia, era un laboratorio de terceros autorizado.

Hace poco más de un año lo invitaron a dirigir GLhealth, una startup mexicana que se encarga de distribuir OLO, un aparato del tamaño de una impresora que permite realizar biometrías hemáticas en el consultorio en sólo 10 minutos, gracias a tecnología de la startup israelí Sight Diagnostics.

Aunque este tipo de productos son innovadores, ya hay estimaciones de cuánto vale el mercado del Point of care. Según datos de Fortune Business Insights, con base en datos de 2019, este mercado tiene un valor de 2.72 billones de dólares en Latinoamérica.

En poco menos de un año se han instalado alrededor de 20 equipos, aunque el crecimiento será rápido, pues empezarán el 2022 con 180 equipos instalados, estima Frisbie.


¿Cómo funciona OLO?


Frisbie explica que OLO mide biometría hemática, que es la cuenta de las células sanguíneas, glóbulos rojos, blancos, plaquetas. Este dispositivo, que pesa aproximadamente 10 kilos, funciona esencialmente gracias a dos elementos: Un microscopio digital de alta precisión y un cerebro de inteligencia artificial.

“La computadora puede ver a través de la cámara del microscopio y tomar 1,800 fotos para analizar las células. Ésta identifica las células de la sangre como si fuera un microscopista a través de la morfología. Un glóbulo rojo, por ejemplo, es como una cazuelita. Entonces el algoritmo detecta que esa es la forma de un glóbulo rojo y los cuenta”.

El emprendedor asegura que el resultado es una biometría hemática muy exacta. “No hay química, es simplemente óptica, como originalmente se hacían las biometrías hemáticas en la época de 1900”.

Para tomar una muestra del paciente a analizar sólo es necesaria una pequeña pulsión en el dedo o por medio de un tubo de sangre.

Gracias a la inteligencia artificial OLO tiene un escáner que puede identificar si el cartucho donde se introducirá la muestra para ser analizada está nuevo, si es original y su fecha de caducidad.

Para operarlo, la pantalla del aparato es muy intuitiva. Todo el tiempo indica cuál es el siguiente paso, lo que ayuda a la persona que lo está operando a no fallar en el proceso. Para mayor precisión del análisis es necesario colocar algunos datos demográficos del paciente, como el sexo y la edad. Cabe señalar que puede analizar sangre de pacientes desde los 3 meses de edad.

“Cada vez los seres humanos conviviremos con estos aparatos inteligentes”, vaticina Fribies.

OLO cuenta con una pequeña impresora para imprimir los resultados al final, o también es posible enviarlos al paciente en formato PDF por correo electrónico.


¿Qué problema resuelve GLhealth?

OLO es mucho más que un aparato innovador que da resultados rápidos, responde a una necesidad médica. Para diagnosticar o recetar el médico requiere, en algunas ocasiones, resultados inmediatos para tomar decisiones.

Las salas de urgencia son un público meta para GLhealth. Ahí los médicos podrían usar OLO para medir la cuenta sanguínea de manera casi instantánea en caso de que el paciente haya perdido sangre, explica Frisbie.


Pero también sería de gran utilidad para otros especialistas. “El oncólogo necesita saber muy bien cómo está la cuenta sanguínea de un paciente antes de una quimio o radioterapia por lo que necesita una biometría hemática fresca”, dice Frisbie.

Son variados los usos de la biometría hemática, pero los más frecuentes son en el seguimiento de pacientes con quimioterapia o radioterapia, el diagnóstico de pacientes con síndromes anémico, febril o purpúrico.

Por otro lado, uno de los principales blancos de GLhealth son las clínicas rurales de atención primaria. Frisbie explica que en nuestro país hay poblaciones indígenas marginadas en donde la atención básica es deficiente. “Es ahí donde hemos tenido éxito porque entendimos la necesidad tan grande que tienen. Las muestras se tienen que transportar y a veces no cuentan con la temperatura indicada por lo que estas muestras no sirven”.


Expansión acelerada

Hay que tener presente que OLO no es un producto de consumo masivo. Pero la introducción de OLO en el mercado mexicano va por buen camino, señala Frisbie. “Estamos creciendo de manera muy acelerada y estamos introduciendo aparatos complementarios”, dice al referirse a otro aparato capaz de leer la química sanguínea.

Actualmente tiene clientes en el sector privado y público, donde los principales retos que ha enfrentado son: la curva de aprendizaje para usar el equipo, por lo que el equipo de GLhealth ha tenido que trabajar en la capacitación; y el otro es la logística, es complicado traer el equipo desde Israel a México y después llevarlo a las comunidades.


Esta aceptación positiva en el mercado mexicano se debe a que, pese a la innovación de OLO, una prueba de biometría hemática cuesta entre 290 y 320 pesos, mientras que las de laboratorios tradicionales cuestan en promedio 310 pesos.

Además, OLO ayuda a reducir costos de mantenimiento, ya que es como operar una impresora. Sólo se necesita una conexión a internet para que le lleguen las actualizaciones de manera remota, pero no se necesita la red para realizar las pruebas.

“Se trata de un aparato de vanguardia con muchos beneficios para las poblaciones”, afirma Frisbie. Por ahora, además de contar con dispositivos instalados en la Ciudad de México y Hermosillo, Sonora, están entrando al mercado latinoamericano. Tienen distribuidores en Colombia y en Centro América, el siguiente paso sería Brasil.

Dentro del país, a mediano plazo, Oaxaca, Guerrero y Nayarit son algunos de los estados prioritarios para buscar clientes. “Pienso que vamos a tener mucho éxito y vamos a beneficiar a mucha gente”, confía el emprendedor.


El primer paso para desarrollar una innovación como OLO es conseguir recursos económicos, así que te invitamos a revivir nuestro Wortev Rise Sessions sobre Capital emprendedor: Consigue el dinero que tu empresa necesita para expandirse. Sólo da clic en este enlace y aprende de los consejos de los expertos.

Yanin Alfaro
Yanin Alfaro
Editora de coyuntura y reportajes.

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.