organización de eventos

La empresa de organización de eventos que vende el futuro y sigue ganando, pese a la pandemia

Un buen emprendedor se hace resistente a los pequeños fracasos y tiene esa visión que va más allá de los miedos. Para Diego Nider, fundador y director general de IMITI, empresa de organización de eventos, esta caída en la industria lo convirtió en un una persona más resiliente y capaz de enfrentar cualquier reto.

Tras llevar a cabo más de 200 eventos al año hasta 2019, las medidas de confinamiento lo obligaron a cerrar, pero el futuro no podía esperar. El emprendedor compartió en entrevista para Wortev parte de su historia y algunas de sus estrategias para generar ventas a pesar de la crisis.

Hasta antes del COVID-19, México ocupaba la posición 10 de la lista con los 50 países con las mejores cifras en la industria de organización de eventos, de acuerdo con información de Event Industry Country publicada en Forbes.  Tan solo en 2017, el gasto directo en eventos realizados en el país fue de 25,400 millones de dólares, que representó un 1.5% del PIB.

La industria de la organización de eventos sociales se integra por una amplia cadena de proveedores, como servicio de catering, música, decoración y salones de fiesta, entre otros. A partir de las medidas de distanciamiento social, este tipo de empresas también han presentado grandes retos económicos.

 

 

El camino detrás de un salón de fiestas

 

IMITI Salones surge a partir de una necesidad que detectó Diego Nider hace 20 años. Mientras trabajaba en el área operativa de antros y bares, notó que muchos clientes solicitaban informes para organizar eventos sociales o fiestas privadas en el antro. Para su sorpresa, nadie atendía estas solicitudes, así que Diego presentó su iniciativa para encargarse del seguimiento a esta línea de negocio alternativa.

El emprendedor recuerda que al inicio ningún directivo del lugar tomaba en serio esta nueva área de oportunidad. Al paso de un año realizaron un balance financiero y notaron que únicamente por los eventos privados realizados los días que el bar permanecía cerrado habían ingresado más de 1 millón de pesos.

Para Diego, esto no solo representó un crecimiento a nivel profesional, sino que se convirtió en el parteaguas que su vida necesitaba para dar el paso al mundo del emprendimiento. Renunció, rentó un local y así nació IMITI Salones bajo un modelo de negocios que consiste en la organización de eventos sociales en un salón de fiestas tipo night club.

“Uno de los obstáculos que veía es que los eventos en el bar solo podían realizarse en los días que estaba cerrado, lo que limitaba las posibilidades de ventas, por eso, decidí renunciar y abrir mi propio salón tipo night club”, comparte.

 

 

Los retos de la aventura

 

Todo parecía estar resuelto, el emprendedor conocía el mercado y la operación de un antro. No obstante, una mala estrategia de marketing y administración, le generó pérdidas económicas en los primeros eventos.

Al paso de los meses, estas pérdidas descapitalizaron a la empresa al nivel de casi rendirse. Un último evento con valor de más de 80 mil pesos fue el ‘rayo de luz’ con el que Diego Nider llegó a Wortev, aceleradora y fondo de capital privado para negocios con la intención de reestructurar sus estrategias.

“Los emprendedores somos una especie de personas que nos subimos a un avión, nos aventamos y en el camino armamos el paracaídas”. Sin ningún tipo de planeación Diego emprendió su empresa, sin embargo, no contaba con proyecciones financieras, manuales u objetivos comerciales. En Wortev recibió esta estructura y reajustó su modelo de negocio.

 

La clave: un servicio integral

 

Para los anfitriones de un evento social, es desgastante encargarse de la atención a los proveedores de alimentos, música, salón y más. Ahí fue donde IMITI encontró su área de oportunidad para ofrecer un servicio integral de organización de eventos, con la intención de que los anfitriones deleguen esta responsabilidad a los expertos.

Si bien existen antros que ofrecen servicios de fiestas privadas, hasta antes de IMITI no existía un salón pensado desde su origen como night club. El diferenciador es que se vive la experiencia de un antro completa, pero en un lugar seguro y controlado. Por otra parte, la ambientación y música llevan las emociones de los invitados a este ambiente de fiesta nocturna sin que nadie se sienta excluido.

A partir de la alianza con Wortev, el modelo de negocios se replanteó para hacerlo capaz de replicarse. Actualmente cuentan con tres sucursales que operan de forma autónoma. Con esta posibilidad de crecimiento, la estrategia de IMITI ha sido vender eventos en un sistema de preventa.

Los salones de IMITI se ubican dentro de plazas comerciales, lo que facilita que aún con el diseño en maqueta, los clientes sientan confianza para conocer y contratar sus eventos sociales. En siete años de trabajo con Wortev, IMITI ha crecido más de 1000% y han atendido a más de 300,000 personas.

Aproximadamente, el 75% de los clientes de IMITI son celebraciones de 15 años, seguido por cumpleaños de década en un 25% y solo un 10% corresponde a eventos corporativos principalmente de fin de año. El ticket promedio por un evento es de 68,000 pesos.

El mercado de eventos sociales y en particular las fiestas de 15 años, una de las más tradicionales, alcanza un valor de 200,000 millones de pesos anuales, según la plataforma Fashion Network.

 

 

Su estrategia frente a la crisis de la industria de la organización de eventos

 

Después de vender entre 200 y 220 eventos hasta 2019. La llegada de la pandemia representó el cierre total de su operación durante cuatro meses en 2020. Sin embargo, de acuerdo con Diego Nider, la nobleza de este negocio ha permitido vender el futuro. “Tenemos una ventaja, no necesitamos abrir y esperar a que la gente llegue para generar ventas”.

El emprendedor y su equipo pusieron manos a la obra para comenzar a vender fechas en 2022. “La capacidad de vender el futuro es lo que nos ha permitido seguir remando contra corriente”. Entre las estrategias de ventas, destacan descuentos por pago anticipado o plan de pagos hasta la fecha de su evento.

Con estos ingresos han mantenido su flujo de efectivo para realizar mejoras a las sucursales y pagar sueldos, asimismo han acordado un descuento en pago de rentas de los locales que, al estar dentro de plazas comerciales, permiten que también éstas generen ingresos.

Para enamorar a sus clientes, IMITI ha cambiado sus métodos de venta. Atienden a los posibles clientes en un showroom, únicamente por cita. Desde que llegan, viven la experiencia IMITI, con su música favorita, luces y la ambientación completa para imaginar su propio evento. Una fiesta exprés para conquistarlos desde el corazón.

 

 

“En toda crisis, existe una perla escondida, la clave es saber afrontarla”. Esta empresa de organización de eventos sociales ha dedicado estos meses a capacitarse, mejorar sus instalaciones y detenerse a replantear sus objetivos de crecimiento después del ritmo frenético con el que venían.

El proyecto a largo plazo es la continua réplica y apertura de sucursales en Ciudad de México, Guadalajara y Querétaro. Así como alianzas con productoras para ofrecer los salones IMITI como locaciones de grabación.

Diego está consciente que esta pandemia definitivamente ha cambiado la manera en que nos reuniremos, sin embargo, confía en que por ahora estas estrategias y aprendizajes lo harán más fuerte para enfrentar adversidades futuras.

Conoce la historia de esta empresa que busca tirar los estereotipos de género y romper paradigmas en la industria del calzado.