Esta mexicana controló al ébola en África y hoy transforma el mundo con productos contra Covid-19

La pandemia por el virus SARS-CoV-2 puso en evidencia la vulnerabilidad de nuestra especie. Más de 3.8 millones de muertes hasta mayo de 2021 comprueban lo expuestos que estamos ante los virus. Pero esta vulnerabilidad no fue sorpresiva para Gabriela León, cofundadora de Gresmex. Esta empresa nació en 1999 y se especializa en la fabricación y venta de productos de limpieza e higiene. Actualmente comercializa una línea de productos contra Covid-19. Sigue leyendo para conocer su historia.

Gabriela León es ingeniera bioquímica de profesión por la UAM Iztapalapa. Cuando emprendió en compañía de su hermano Sergio no imaginaba que su empresa se convertiría en una de las compañías que podría cambiar el mundo. Desde 2008, Gresmex también es un centro de investigación, ya que trabajan constantemente en mejoras para sus fórmulas desinfectantes.

La misión es que su producto sea efectivo no solo para las bacterias, sino también contra los virus y hongos. Esta empresa desarrolló una línea de desinfectantes, cremas y antisépticos capaces de combatir hasta a los virus más poderosos como el papiloma, ébola, herpes. Y ahora productos contra Covid-19 para atacar al SARS-CoV-2.

La innovación que cambió su vida

El punto de partida para iniciar con las investigaciones fue el rotavirus que por poco le quita la vida a su pequeño hijo de 2 años. Afortunadamente se recuperó. Sin embargo, la frustración de no contar con productos desinfectantes lo suficientemente poderosos que redujeran la posibilidad de contagio (a pesar de ella misma producir antibacteriales), la llevó hasta la nanotecnología. 

La nanotecnología es una innovación que facilita el estudio y manipulación de la materia a nivel nano. Es decir, un milímetro dividido en un millón de veces. Los nanómetros son visibles solo en microscopio. Para tener una idea, un cabello humano promedio tiene aproximadamente 60 mil nanómetros de espesor y los virus miden entre 10 y 100 nanómetros.

Tras varias pruebas a este nivel microscópico, Gabriela León y su hermano Sergio, desarrollaron una nanobiomolécula capaz de neutralizar a los microorganismos contenidos en bacterias, virus, hongos, esporas y cualquier patógeno. No es agresiva con el cuerpo humano, los alimentos y el medio ambiente, por lo que se dice que es bio selectiva.

El nombre de este invento es Nbelyax, una nanobiomolécula de alta eficacia capaz de mantener una superficie en total ausencia de bacterias durante 72 horas. A diferencia del cloro que además de ser tóxico, solo brinda 15 minutos de limpieza. Y, por ejemplo, en el caso virus SARS-CoV-2, han comprobado su eliminación en superficies al 99.9% en solo dos minutos.

A partir de este ingrediente activo, la empresa desarrolló una línea de productos contra Covid-19 como cremas, jabones y sanitizantes bajo la marca Éviter. Tiene registro de patente en 140 países gracias al Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial.

Los retos de ser disruptivo: productos contra Covid-19

Cualquiera pensaría que, tras este descubrimiento todas las puertas se abrirían para esta empresa mexicana. Que los contratos para la investigación y utilización de su producto alcanzarían cifras millonarias, sin embargo, no ha sido así.

A pesar de ser uno de los inventos mexicanos más importantes de los últimos años, el mejor aprovechamiento se ha dado en otras latitudes. En 2014, León ayudó a contener el brote de ébola en África Occidental. La emprendedora envió en colaboración con FedEx 2.8 toneladas de antisépticos y desinfectantes con efectividad del 100% ante este virus. 

A partir de esta contribución, Gresmex fue considerada por la ONU como una de las 100 empresas que salvarán a la humanidad. Así como otros premios: el Banco Interamericano de Desarrollo, la Casa Blanca de Estados Unidos, Clinton Foundation y World Economic Forum, por mencionar solo algunos.

“Estos reconocimientos nos dicen que vamos por el camino correcto” asegura la emprendedora. No obstante, en México aún enfrentan grandes retos. Entre ellos, la falta de apoyo gubernamental, la piratería y la aceptación del mercado masivo debido a que el costo es mayor al de un gel antibacterial común.

Gabriela León comparte que hasta hoy el sector salud de México no ha considerado la utilización de sus productos para el combate al Covid-19. Incluso, para reducir las infecciones hospitalarias. Ante estos retos, asegura que es fundamental una mejor regulación para atacar la piratería. Así como el apoyo y fomento a la ciencia, ya que “México se está quedando atrás en nanotecnología y en la generación de patentes”. 

La educación es clave para fomentar el interés por la ciencia

“Me declaro pionera de la nanotecnología en México. Hemos abierto brecha tanto para bien como para mal con la piratería. Por eso es fundamental una mejor regulación y apoyo desde las cuatro hélices: academia, gobierno, empresas y sociedad”, afirma Gabriela León.

Actualmente, la emprendedora trabaja en el fomento al movimiento STEAM, tendencia mundial que promueve la enseñanza de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas a través de una red de mentorías y charlas en escuelas y universidades.

Hasta ahora, el crecimiento de Gresmex ha sido gracias a esfuerzos entre particulares. Hoy tienen presencia en 14 países y sus principales canales de ventas son distribuidores, su propia tienda en línea y Amazon Internacional. Con la llegada de la pandemia de Sars-CoV-2, las ventas de Éviter crecieron 10 veces solo en el último año. Con estos ingresos planean continuar con la investigación de esta nanobiomolécula ahora aplicada a otros virus y hongos, por ejemplo, en la agricultura.

Gabriela León formará parte de nuestro WORTEV Rise Sessions el próximo 25 de junio. Conéctate a este evento gratuito y conoce más cómo la ciencia y el liderazgo son clave para crear empresas al servicio de la humanidad. Regístrate aquí.

Acerca del Autor /

[email protected]

Editora Wortev