Ley de outsourcing en México: ¿Qué hacer si tengo personal subcontratado?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
Ley de outsourcing México

Cada año 200,000 personas son subcontratadas, según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI). Sin embargo, la recién promulgada Ley de outsourcing en México cambiará drásticamente esta cifra. Pues, aunque esta modalidad no desaparece, se regulará para evitar malas prácticas.

La Ley del outsourcing en México ataca varias leyes, la del trabajo, el código fiscal de la Federación, del ISR y la del IVA. Busca evitar la evasión fiscal, de retenciones laborales y del pago de las cuotas obrero- patronales.

El 23 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación esta Ley del outsourcing que regula la subcontratación. A partir de entonces, las empresas tuvieron un plazo de 90 días para transferir personal de subcontratistas, sin necesidad de transferir activos y con todos sus derechos laborales, explica en entrevista Mary Carmen Fuertes, counsel de Hogan Lovells.

Fuertes señala que a partir del 24 de mayo las empresas de outsourcing tuvieron 90 días para registrarse en el padrón de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). El límite para hacerlo es el 23 de julio.

El plazo para que las empresas cumplan con las disposiciones fiscales de la reforma es el 1 de agosto de 2021. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que respalda la petición de los empresarios de aplazar un mes la aplicación de la reforma.

El Congreso será quien decida si cambia el plazo al 1 de septiembre.

Mientras tanto, durante julio se debe cumplir con tres lineamientos:


1. Traslado de nóminas: Las empresas de subcontratación deberán cambiar a los trabajadores a la otra compañía.


2. Informes cuatrimestrales: Es obligatorio presentar ante el IMSS informes sobre los contratos y condiciones del personal.

3. Baja ante el IMSS: Durante esta transición, las empresas deben dar de baja los registros patronales por clase y asignar uno nuevo.

Fuertes opina que “tener fechas diferentes en periodos máximo de 90 días ha sido muy complicado para las pymes que no tienen toda la infraestructura y también para las grandes empresas que tienen muchos proveedores de servicios”.


¿Qué es el outsourcing y por qué se está regulando?


El outsourcing es la subcontratación de servicios o personal. Hace más de 30 años que surgió la figura del outsourcing, cuenta en entrevista, Sergio Porragas, director de operaciones de OCCMundial.

El directivo de dicha plataforma donde varios outsourcing como Manpower o Adecco publican sus vacantes, explica que esta modalidad era una manera muy fácil de resolver la rotación en las empresas. “Contratar a la persona y entrenarla implicaba demasiados gastos, entonces preferían contratar un servicio de outsourcing”, dice.

Incluso, los outsourcing tenían un in plant dentro de la empresa. “Por ejemplo, había un empleado de Manpower en las empresas para que entendiera perfectamente las necesidades de la empresa”.


Después surgió otro modelo. No se trataba sólo de contratación, sino de un servicio donde el outsourcing pagaba los salarios de los colaboradores y absorbían sus cargos fiscales. El empleado es del outsourcing por lo que no se les paga utilidades, menciona Porragas.

Esta es una de las razones por las que surgió la Ley del outsourcing en México. Con la reforma, las PTU (Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la empresa) tienen como tope 3 meses de salario para el pago de utilidades o el promedio recibido en los últimos tres años.

Según cifras del gobierno federal, el outsourcing permitía a las empresas evadir 20,000 millones de pesos.

Además del outsourcing, la reforma también regula el insourcing. Es decir, cuando las empresas dentro de su estructura tienen una empresa de su mismo grupo que contrata al personal, pero no es la empresa que genera utilidades, por lo que tampoco las reparte entre los colaboradores.

La ley de outsourcing en México también busca defender los derechos de los trabajadores y por eso se está regulando este modelo.


3 derechos de los trabajadores que defiende la Ley de outsourcing

La Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF) informó que, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por malas prácticas de outsourcing se evaden 250 mil millones de pesos por Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto sobre la Renta (ISR).

Además, la PFF considera que este esquema de subcontratación representa un esquema de “esclavitud moderna” por las afectaciones que deja a los trabajadores.

Por ello, la Ley de outsourcing en México busca proteger básicamente estos derechos de los trabajadores:

1. Con el outsourcing las empresas podían evadir el reparto de utilidades. Hoy están obligadas a pagarlas con un tope de 3 meses de salario.

2. Con el outsourcing se omitían los derechos de los trabajadores y el pago de impuestos. Con la reforma, 830 mil trabajadores ya fueron reconocidos por sus patrones.

3. Antes había afectaciones a las pensiones, no había aportaciones al AFORE ni al INFONAVIT. Con la reforma, el salario de cotización al IMSS de los trabajadores ya reconocidos ha crecido hasta un 11%.



¿Qué hacer si tengo personal subcontratado?


El INEGI calcula que hay 4.6 millones de trabajadores contratados bajo el esquema de outsourcing. Varias empresas han apostado por la subcontratación porque permite a las empresas hacer más eficiente su operación, opina Fuertes, de Hogan Lovells.

Además, es una estructura legal, siempre y cuando se cumplan con los requisitos que marca la ley que se estableció en 2012, añade Fuertes.

Cabe aclarar que no se elimina el cien por ciento del outsourcing, únicamente se está regulando para evitar malas prácticas, dice Porragas, de OCCMundial. Se va a prohibir la subcontratación de personal, cuando ese personal sea parte del objeto preponderante de la empresa.

Por ejemplo, si tengo una empresa de telecomunicaciones o de software y contrato personal de limpieza, puedo hacerlo por outsourcing porque no es una actividad preponderante de la empresa, explica Porragas.


Para la abogada Fuertes, que se regule la subcontratación es muy positivo. “Pero ha traído incertidumbre a las empresas y, de alguna manera, les ha traído dolores de cabeza desde noviembre que se aprobó la iniciativa”.

La counsel de Hogan Lovells considera que ha sido difícil ponerse a trabajar en un breve periodo de tiempo para asegurar el cumplimiento.

Si subcontrataste personal mediante un outsourcing o a través de insourcing aún estás a tiempo de acatar la nueva Ley de outsourcing en México. Sigue estos consejos de los expertos y evita ser acreedor a multas desde 179 mil pesos a 4 millones de pesos por no dejarte verificar.



1. Revisa tu estructura y los contratos de prestación de servicios


Tienes hasta el 1 de agosto para trasladar tu nómina al personal que forma parte de tu actividad preponderante. El insourcing tampoco estará permitido por lo que las empresas bajo este esquema también tendrán que transferir a su personal.

Fuertes recomienda revisar tu estructura interna con insourcing y externamente con terceros con ayuda de abogados y contadores. “Si son servicios externos y están fuera de tu objeto social y actividad económica, pueden ser especializados y mantenerse”, afirma.

La abogada recalca que la Ley de outsourcing en México no es sólo una reforma fiscal, también tiene temas corporativos, laborales y de seguridad social. Es un conjunto que se tiene que revisar de manera integral para dar cumplimiento.



2. Reestructura la nómina y respeta todos los derechos de los trabajadores



Porragas aconseja reestructurar la empresa y revisar los sueldos. “Aquellas empresas que tenían trabajadores, ya sea como un outsourcing o insourcing y ahora tendrán que poner a los trabajadores dentro de la misma empresa, tienen que recontratar”.

Además, deben analizar si se va a respetar la antigüedad del empleado, revisar y actualizar los reglamentos internos de los puestos de trabajo. No sólo eso, también revisar las actividades económicas de la empresa, el IMSS, el INFONAVIT, el AFORE.

“Al momento que crece mi plantilla de 100 a 200 o de 10 a 20 tengo que analizar con mi contador si me puede impactar por la prima de riesgo o sustitución patronal o no, considerar la repartición de utilidades. Analizar cuál es el impacto económico para la empresa”, recalca Porragas.

Según el Termómetro Laboral de OCCMundial , sólo el 16% de las empresas que contratan por outsourcing afirmó que sí podrán contratar al personal colaboradores propios.

Un 24% señaló que solo podría hacerlo con unos cuantos trabajadores, un 22% indicó que no existe ninguna probabilidad de absorber al talento para incorporarlos a la plantilla, por lo cual tendrán que prescindir de ellos una vez que el plazo tenga que cumplirse. Mientras que el 38% mencionó que en su organización no cuentan con empleados vía outsourcing.



¿Cuándo sí puedo seguir con outsourcing?


Sergio Porragas, director de operaciones de OCCMundial, recomienda a las empresas que se asesoren con un abogado o un contador que les explique la diferencia entre el objeto social de la empresa y cuál es la actividad preponderante.

Si tenemos una pyme que vende ropa o repara celulares y quiere contratar a un contador, sí puede hacerlo a través de las empresas de outsourcing, asegura Porragas.

En una pyme cuyo objeto social es un restaurante, puede contratar servicios de un tercero siempre que sea una actividad especializada y ajena a tus cocineros y meseros. Por ejemplo, un guardia de seguridad que cuide el establecimiento, pero ahora no hay deducciones de impuestos por contratar en outsourcing.

Hay que asegurarse que esos puestos sean especializados y que las empresas de outsourcing estén registradas en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para ello tuvieron un plazo de tres meses.

Si el outsorucing que estás contratando no está registrado, tú también eres solidariamente responsable y también eres acreedor a multas.

Y también hay que asesorarse, pues hay aspectos que podrían considerarse defraudación fiscal, dice la counsel del despacho de abogados Hogan Lovells.

Yanin Alfaro
Yanin Alfaro
Editora de coyuntura y reportajes.

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.