problemas de salud mental

Problemas de salud mental, una condición común en los emprendedores

Los emprendedores tienen hasta un 50% más de probabilidades de padecer de ansiedad, insomnio, fatiga y depresión, que una población de comparación.

Ser emprendedor ofrece ventajas como ser tu propio jefe, controlar tus horarios y la satisfacción de materializar una idea de negocio. Sin embargo, conlleva retos económicos y requiere de múltiples compromisos, entre ellos, evitar a toda costa los problemas de salud mental.

De acuerdo con información compartida por Endeavor México, los mexicanos trabajan alrededor de 2,255 horas al año, 427 horas más por año que en Estados Unidos, asimismo tres de cada cuatro mexicanos sufren de agotamiento severo relacionado al trabajo.

Preocupados por la falta de información específica sobre el bienestar y los problemas de salud mental de los emprendedores mexicanos, la Unidad de Inteligencia de Endeavor México (EIU, por sus siglas en inglés) elaboró a finales de 2020 un Review sobre la salud mental y el bienestar de los emprendedores en México. El reporte incluye entrevistas a 30 emprendedores y 12 actores del ecosistema entre inversionistas, organizaciones de apoyo y expertos en salud mental.

 

La presión de ser emprendedor

 

Entre los hallazgos del estudio destaca que más de tres cuartas partes de los emprendedores entrevistados admitieron trabajar más de 50 horas a la semana. De ellos, el 24% aseguró trabajar 70 horas o más.  

Algunas de las características de los emprendedores son la necesidad de dominio y autonomía, así como un sentido de motivación impulsado por sus logros, no obstante, existe una fuerte carga sobre cómo los fundadores de empresas tienen que ser capaces de “hacerlo todo”. Esta responsabilidad generalmente los lleva a no buscar ayuda cuando se presentan situaciones de alto estrés, incertidumbre y presión.

Adolfo Babatz, fundador y CEO de Clip, entrevistado por Endeavor asegura que “los emprendedores no compartimos nada. Pensamos que tenemos que tragarnos todo. Sentimos que tenemos que poner cara de que ‘todo está bien’, cuando la verdad es que nunca está absolutamente todo bien. La mayoría de las veces, las cosas suelen ser un caos y hay problemas por todos lados”.

Las normas sociales y valores ideológicos que definen el rol de un emprendedor son reflejos de los elementos psicosociales de la cultura que impactan los procesos motivacionales. Pepe Villatoro, cofundador de F*ckup Night afirma que “los emprendedores fracasan por expectativas incorrectas, falta de experiencia, falta de habilidad y falta de ganas de pedir apoyo”.

 

Emprendedores más vulnerables a los problemas de salud mental

 

El doctor Michael Freeman, psicólogo, psiquiatra y experto en salud mental del emprendedor también fue entrevistado para este reporte. Comparte que aspectos de la empresa como el financiamiento, la tasa de crecimiento y el estado de su economía pueden jugar un papel importante en la predisposición de los emprendedores a problemas de salud mental.

Pero no depende únicamente de ellos, Freeman asegura que la propensión al emprendimiento se transmite genéticamente al menos en un 50%, similar a la propensión de tener problemas de salud mental. Generalmente se manifiesta en jóvenes entre 18 y 26 años, un rango común para iniciar empresas, que coincide con la edad de aparición de la mayoría de las condiciones de salud mental. A medida que crecen, los emprendedores tienen más experiencia y tienden a ser más estables emocionalmente.

Esta condición se intensifica para mujeres que, dadas las construcciones culturales de México, se espera que cumplan ciertos roles como llevar a cabo las tareas domésticas y cuidar de la familia. Asimismo, la edad y un menor nivel de educación también pueden aumentar la ansiedad y la depresión, según un estudio sobre la resiliencia de los adultos en las comunidades hispanoamericanas, citado en este reporte.

 

Cómo medir el bienestar mental de los emprendedores

 

Para alcanzar un estado de bienestar, Endeavor y expertos en salud mental proponen como primer paso medir el riesgo de padecer problemas de salud mental, a través de un termómetro con tres zonas que muestran el nivel de advertencia:

 

ZONA DE BAJO RIESGO

Cómo me siento:
-Energizado/a
-Consciente de mí mismo
-Optimista sobre el futuro
-Capaz de hacer frente a las luchas cotidianas

Qué hago:
-Paso tiempo con mis amigos y familia
-A menudo busco apoyo de amigos, grupos de compañeros y mentores
-Trabajo en mis habilidades de liderazgo
-Siempre participo en pasatiempos/actividades no relacionadas con el trabajo

Qué pienso:
-“Puedo asumir los desafíos del futuro”
-“Me siento cómodo/a tomando decisiones de negocio que pueden afectar mi futuro”
-“Me siento cómodo/a al pedir consejo cuando me enfrento con un desafío difícil”

 

ZONA DE MEDIANO RIESGO

Cómo me siento:
-Falta de energía para las actividades fuera de mi negocio
-Cada vez más afectado/a por los altibajos diarios
-A veces me siento inseguro/a
-Incapaz de poner un límite en mis horarios de trabajo

Qué hago:
-Priorizo el trabajo antes que otras cosas
-A menudo me involucro en pasatiempos/actividades no relacionadas con el trabajo
-Busco apoyo en los demás cuando es necesario
-Sueño con problemas de trabajo

Qué pienso:
-“A veces tengo miedo del futuro”
-“Tengo cada vez menos tiempo para actividades fuera del trabajo”
-“Me cuesta encontrar gente que realmente me entienda”

 

ZONA DE ALTO RIESGO

Cómo me siento:
-Físicamente enfermo/a
-Abrumado/a
-Fatigado/a
-Estresado/a
-Apático/a a las actividades diarias

Qué hago:
-Aislarme de los demás
-Evitar entornos sociales
-Evitar hablar de mi negocio
-Nunca involucrarme en pasatiempos/actividades no relacionadas con el trabajo

Qué pienso:
-“Nadie me puede ayudar”
-“Nadie entiende por lo que estoy pasando”
-“Estoy perdido/a”
-“No puedo hacer tareas sencillas”

 

Independientemente del nivel de riesgo en el que te identifiques, los expertos consultados por Endeavor recomiendan realizar una evaluación exhaustiva y respuestas personalizadas basadas en las experiencias y el contexto de la vida. Por lo tanto, se recomienda el apoyo profesional para reevaluar las acciones.

La principal herramienta para disminuir el riesgo y mejorar los problemas de salud mental es la resiliencia. Ser resiliente significa desarrollar la capacidad de adaptarse positivamente a la adversidad centrados en tres pilares:

 

1. Construye redes de soporte

Endeavor aconseja crear una red con una cultura que fomente la apertura y establezca suficiente seguridad emocional para que pueda existir vulnerabilidad y se pueda solicitar ayuda. Construir una comunicación abierta, además de brindar apoyo emocional también ayuda a definir mejores planes a futuro, tomar decisiones más claras y racionales, encontrar estrategias concretas para afrontar los momentos difíciles y mitigar la ansiedad y los sentimientos de “soledad en la cima”.

 

2. Trabaja en ti mismo

Para desarrollar la resiliencia es necesario encontrar tu propia identidad, un propósito y metas de vida claras. Los expertos de Endeavor sugieren indagar en las emociones, establecer objetivos alcanzables y adoptar hábitos de vida saludables que fomenten el proceso de autoconfianza.

Algunos emprendedores vinculan su autoestima con el valor de su empresa, evita comparar tu proyecto con otros en redes sociales y piérdele el miedo al fracaso. Fallar, sin importar la escala, les da a las personas una perspectiva necesaria para construir resiliencia.

 

3. Busca ayuda profesional

El reporte de Endeavor señala que, en 2017, 11% de los gastos por accidentes y enfermedades fueron consecuencia de problemas de salud mental como estrés, depresión y ansiedad. Buscar ayuda profesional beneficiará no solo a ti, sino también a tu entorno y a tu empresa.

Asegúrate de que el experto que elijas te brinde una sensación de conexión y confianza, acepta los comentarios e implementa cambios. Antes de acudir, investiga que el especialista esté certificado y tenga experiencia corroborada para evitar pseudo especialistas.

 

La pandemia por Covid-19 ha hecho más relevantes los problemas de salud mental. Tu labor como emprendedor no se enfoca únicamente en vender más, recuerda que procurar tu bienestar te ayudará a lograr el éxito. Ser fuerte emocional y físicamente te permitirá desarrollar la resiliencia y sobrellevar los altibajos del emprendimiento. Recuerda que una comunidad de emprendedores saludable genera beneficios para todo el ecosistema.

De acuerdo con Endeavor, está surgiendo una nueva generación de startups impulsada por la pandemia, más enfocadas en el bienestar. Este tema no solo será parte de la conversación, sino que serán prioridad en los pilares del ecosistema emprendedor mexicano. Compártenos ¿Qué acciones llevas a cabo para procurar tu salud mental y la de tus colaboradores?

salud mental

 

¿Sabías que alcanzar la felicidad con ayuda de la ciencia es posible? Ingresa aquí para conocer más.

Acerca del Autor /

[email protected]

Editora Wortev