¿Qué significa ser una empresa B certificada? Rayito de Luna nos explica cómo lo logró

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Ximena Mora Rayito de Luna empresa b certificada WORTEV

Del plástico que se produce y desecha en nuestro país, solo el 10% se recicla, mientras que el 90% restante termina en playas, mares y ríos. Esto es muestra del grave problema que tiene nuestro país respecto al manejo de los desechos. Esta preocupación motivó el surgimiento de Rayito de Luna, empresa B certificada por sus buenas prácticas ambientales.

Ximena Mora, co-fundadora de este emprendimiento mexicano, comparte que el proyecto arrancó con la elaboración de productos para el autoconsumo. Sin embargo, Ximena y su esposo Omar Landa, quien es además su socio, encontraron una respuesta favorable de parte de gente cercana, interesada en adquirir sus productos.

Actualmente trabajan con 60 familias de productores, distribuidas en toda la República Mexicana. Este equipo los abastece de la materia prima para la elaboración de jabones, shampoo, cremas y otros productos para el cuidado e higiene de hombres y mujeres.




En el año 2017 Rayito de Luna se convirtió en Empresa B certificada, al obtener más de 82 puntos en su proceso de medición. A finales del 2021 lograron la re-certificación, ahora con un puntaje mayor a su primera evaluación.

Ximena recuerda que para ella y Omar, ser una empresa B era un sueño cuando iniciaron con este gran proyecto. “Yo conocía empresas B certificadas de otros países, a las que admiraba mucho y consideré que en algún momento podrían pensar en la certificación”. Sin embargo, jamás creyó que un día se cruzaría con el director de empresas B en México, quien conocía sus productos. 


Te recomendamos: ¿Qué es una empresa B y cuáles son sus características? El líder del movimiento en México lo explica


¿Cómo es el proceso para ser una empresa B certificada?


Luego de platicar con él, les sugirió a los emprendedores que Rayito de Luna se certificara. Aunque para Ximena aún eran una empresa bastante pequeña, la pareja tomó la decisión de realizar el proceso para la obtención del sello internacional. Esta certificación la otorga Sistema B, quien reconoce, agrupa y mide a las empresas respecto a su impacto social y ambiental, al cumplir estos requisitos:


  1. Es necesario que llenes un cuestionario en línea con información de tu empresa. El objetivo es proporcionar los datos para la medición sobre las cinco áreas más importantes de tu empresa: gobierno, trabajadores, clientes, comunidad y medio ambiente.
  2. Las mediciones a través de la entrega de documentación y entrevistas, permiten identificar, el impacto ambiental de los procesos de elaboración de tus productos y el impacto de tus acciones sociales. El fin es ayudar a mejorar aquellas áreas que te permitan convertirte en un agente de cambio en la economía nacional o mundial.
  3. Después de la medición, si tu empresa obtiene un puntaje mayor a 80 puntos, es posible continuar con el proceso de certificación. De lo contrario, podrás volver a participar una vez que hayas trabajado en las áreas de mejora.


Toma nota de estos puntos antes de postularte para ser una empresa b certificada:


  • Las empresas postulantes deben llevar más de 12 meses de operaciones.
  • Es necesario probar que, a través de su negocio, pueden resolver problemáticas socioambientales. Por lo que fundaciones, ONGs y otras entidades sin fines de lucro no pueden participar en la certificación.
  • La certificación como Empresa B incluye todas las áreas de gestión de la empresa. Será imposible acceder a la certificación por departamentos o divisiones.


“Más allá de ser algo que cuelga, la certificación es un compromiso. Te comprometes a mejorar tus prácticas. En la re-certificación tienes que demostrar que realmente estás avanzando. Eso me encanta de Sistema B, que obviamente te redefine el éxito de las empresas, no es solo decir ‘me va súper bien porque tenemos estos números, tenemos estas ventas’. Eso es una parte importante, pero también el impacto ambiental, social, las prácticas y el trato que estableces con los colaboradores”, destacó Mora.

A continuación te compartimos los temas que abordamos en esta charla con Ximena Mora sobre su historia y su reconocimiento como empresa b certificada, para nuestro podcast The Talk para emprender. 



¿Cómo surgió Rayito de Luna?

2:45 Desarrollo de productos para el autoconsumo.

4:56 Nos tardamos tres años en las formulaciones para que fueran realmente naturales y en buscar materias primas en México.

5:14 Casi no se voltea a ver al campo mexicano. Para nosotros es importante trabajar con pequeños productores mexicanos que tienen excelentes materias primas y que están regenerando la tierra.

6:37 Seguimos encontrando nuevos aceites, nuevas innovaciones. Estamos haciendo algunas pruebas con aceites de pitaya.

6:56 También por ejemplo aceite esencial de orégano, que además lo extraen una cooperativa de mujeres en Coahuila


Relación con productores y agricultores

7:44 Nos empezamos a acercar a organizaciones que se dedican a agrupar a estos campesinos.

7:53 Nos empezamos a relacionar con universidades, con proyectos de investigación.

8:13 Hay personas que se hacen pasar por cooperativas pero en realidad tienen prácticas de explotación, pagarle poco a las personas.

8:48 Estamos trabajando con aproximadamente 60 familias.


empresa B certificada Rayito de Luna WORTEV
Crédito: Sistema B

Certificación como Empresa B

12:08 Ser una empresa B para nosotros era como un sueño cuando empezamos con el proyecto

13:16 Tiene la finalidad de medir tu impacto ambiental y social

14:19 Revisan todos tus procesos

14:40 Abrimos la empresa, transparencia total

15:47 Te comprometes a mejorar tus prácticas 

15:56 en la re-certificación tienes que demostrar que estás avanzando, que vas en mejora

17:15 Cualquier empresa, de productos o servicios, puede certificarse


Problemas con el manejo de desechos

19:03 Después de pandemia se elevó el consumo de plástico de primer uso, en 400%

19:56 Nosotros estábamos conscientes de ese problema y lo que decidimos fue utilizar vidrio para envasar nuestros productos

20:08 El vidrio como tal es un material bastante resistente, sin embargo también es muy contaminante si no tienes un proyecto post consumo. 

20:16 Lo que nosotros pensamos fue que teníamos que hacer retornables las botellas, esto ayudó para ser una empresa b certificada.

20:44 Tenemos nuestro programa de retornabilidad desde que arrancó Rayito de Luna y lo que hacemos es: el cliente termina su producto, nosotros recolectamos las botellas o los envases que ya no está usando, a través de una guía de mensajería.


También puedes leer: Productos biodegradables, la apuesta del emprendedor que cambió la abogacía por cuidar al medio ambiente


23:35 Nuestras envolturas son de papel semilla, tienen semillas de plantas o flores como lavanda y zanahoria.

23:50 La envoltura en la que vienen nuestros jabones las puedes compostar o colocar en una maceta para que crezcan las semillas que trae.

24:56 En la elaboración de nuestros productos no hay gasto de energía, no usamos maquinaria.

25:46 Son procesos industriales, son procesos 100% artesanales y eso nos permite tener bajo impacto ambiental.


Desafíos para el posicionamiento de productos ecológicos

26:40 Es difícil el posicionamiento de nuestros productos a nivel masivo, no podemos llegar a todas las personas desafortunadamente.

27:00 Estamos dentro de un sistema económico, social en donde un proyecto como el nuestro va completamente contra corriente.

27:17 No producimos de manera industrial, por lo que nuestros precios no pueden ser tan bajos, porque si fueran bajos afectaría a toda la cadena que tenemos detrás.

27:30 Si yo abarato costos, seguramente tendría que meter aceites minerales en mis fórmulas.

27:48 El costo del aceite mineral puede llegar hasta 40 centavos por litro, mientras que un aceite como el que nosotros usamos de coco y aguacate, el litro está entre los 600 y 800 pesos

27:16 La idea es generar una cadena de suministro justa.



Sobre Ximena Mora

30:00 ¿Cómo se define Ximena?

30:22 ¿Quién es tu fuente de inspiración como emprendedora?

30:30 En el tema de agricultura urbana, Jairo Restrepo es una de las personas que más admiro por todo el tema de regeneración de suelo.

30:57 También admiro a Yvon Chouinard, fundador de Patagonia. Admiro profundamente su empresa, es un ejemplo de que se pueden hacer negocios sin desbastar ecosistemas y sin explotar a las personas.


Rayito de Luna es una empresa b certificada que prueba que las empresas pueden lograr un crecimiento positivo, involucrando a sectores vulnerables como son los agricultores mexicanos. Además de generar un modelo de negocio rentable que disminuye la generación de la huella de carbono desde sus procesos de elaboración, su oferta de productos e incluso con su iniciativa para reutilizar sus envases.


Escúchanos directo aquí: 


Te invitamos a que también escuches este episodio de podcast en todas nuestras plataformas: Apple Podcasts, Google Podcasts, Amazon Music y YouTube.

*Con información de Carmen Durán

Si quieres saber más sobre este tema, lee cómo dar los primeros pasos hacia convertirte en una empresa de alto impacto.

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.