¿Qué es Big Data y para qué sirve?

En años recientes hemos escuchado hablar del término Big Data, sin embargo, el concepto parece más complicado de lo que realmente es. Hoy la información es oro y justamente este valor se lo da la recolección de Big Data.

Big Data se refiere a una cantidad muy grande de información que sirve para tomar decisiones acertadas dentro de una empresa, pero sustentadas en datos. Aunque el simple hecho de tener la información no te va a ayudar a la toma de decisiones.

Hay un secreto importante en esta cantidad de información, que básicamente es: cómo la procesas y cómo la interpretas. Hoy en día se ha vuelto muy relevante tomar en cuenta información que te ayude a ser más eficiente en muchos aspectos de tu negocio, pueden ser internos, administrativos, operativos o en todo tu canal de venta.

¿Qué tan grande debe ser la Big Data?

La cantidad de información dependerá del tamaño de tu empresa, el volumen de data o información que puedas recabar a través de distintos canales.  Es muy importante que a pesar de que al inicio no sea una gran cantidad muy grande de información, sí empieces a entender datos que te den ciertos insights para reducir costos o a ser más eficientes.

Antes de tomar decisiones, lo primero es que entiendas todo el proceso, evalúes tiempos, costos, personal y con base en eso empieces a ver qué puedes hacer más eficiente que te ayude a tener los mismos resultados o mejores ahorrándote ciertos gastos.

¿De dónde saco esta información?

Otro tema importante es Hoy en día ya existen plataformas que te están dando información todo depende del canal en el que tú la necesites. Si es un tema de ecommerce, lo puedes hacer a través de analytics que ya te da internet. Si es a través de una tienda física, ya existe tecnología como retail analytics que te puede dar información para tomar decisiones.

Una vez identificadas las fuentes que te pueden dar esta información, ya sean plataformas o simplemente un Excel que tú manejes en tus gastos. El siguiente paso es determinar qué vas a medir, por ejemplo: horarios o días con mayor afluencia, costos o gastos que te ayuden a tomar decisiones.

Ejemplo: una tienda física que cuenta con información como cuánta gente pasa por afuera de su tienda, cuánta gente entra. Ellos pueden saber qué tan atractiva es su vitrina, porque si ellos dividen la visita entre los paseantes van a tener el porcentaje de atracción.

Una vez que saben cuánta gente hay adentro ellos lo pueden cruzar con sus tickets, con sus ventas y de esta forma entender qué porcentaje de sus visitas decidió hacer una compra. Y si adicional sabemos cuánto tiempo se está quedando dentro pueden saber cuántos vendedores necesitan más dentro de la tienda para lograr incrementar la proporción de venta con esa cantidad de visitas.

Es por esto por lo que es importante analizar de todos los canales que tengas tanto internos como externos, qué información tienes para tomar decisiones y comenzar a aprovechar tu Big Data.

Columna escrita por Anabell Trejo, CEO y Cofundadora de Getin. Síguela en @anabell-trejo-ba

Nota del Editor: Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva de la autora y no reflejan necesariamente la visión de Wortev.

Descubre más detalles sobre este tema aquí: Las posibilidades del Big Data

Acerca del Autor /

[email protected]

CEO y cofundadora de Getin