SkyAlert casi desaparece por crisis de Covid-19, pero resurgió gracias a la reestructuración de la empresa

Álvaro Velasco vivió el peor momento y el más triste como líder de SkyAlert en medio de la pandemia por covid-19. La crisis sanitaria afectó el negocio de esta app de alerta sísmica que previene a la población de 40 a 120 segundos antes de un movimiento telúrico. Su cofundador y CEO tuvo que elegir entre mantener íntegra su plantilla laboral o seguir salvando millones de vidas en los temblores de gran magnitud. La solución fue la reestructuración de la empresa.


Hace un año peligraba la existencia de SkyAlert y su misión de procurar la seguridad de los ciudadanos, en un país donde ocurren por lo menos 15 sismos al día. Y aunque la mayoría son imperceptibles, el foco está en los terremotos como el de 2017 o el de junio de 2020 -de 7.5 en escala Richter-, que obligó a evacuar a la población en plena pandemia.


La reestructuración de la empresa obligó a recortar personal. La decisión no fue fácil. “Es un momento en el que pones en perspectiva tu liderazgo, ¿qué tanto te dejas llevar por el corazón o qué tanto lo haces pensando en los que sí puedes salvar? Es realmente triste porque sabes que lo tienes que hacer, de lo contrario toda la empresa puede hundirse”, compartió Velasco a WORTEV.

De los casi 80 colaboradores de SkyAlert sólo quedaron 23, es decir, 30% del total. Para determinar quiénes conservaban su empleo, Álvaro y su equipo diseñaron un examen sorpresa.

Se hicieron preguntas básicas sobre el negocio: cuáles son las zonas sísmicas de México, cómo evolucionó su alerta y cuál fue el primer aparato que tuvieron.

“Las personas muy bajas en esta evaluación fueron las que tuvimos que despedir. Usamos herramientas digitales para este examen y se hizo público” explicó.

Sobrevivir gracias a la reestructuración de la empresa

Álvaro aprendió que, pese a las crisis, nunca hay que perder el objetivo. “Pensar qué pasaría si tu empresa desaparece. Si yo desaparezco a cuánta gente voy a afectar. Pensar en todos esos millones de personas que dependen de esos segundos que les damos a través de nuestra tecnología para poner a salvo su vida”.

El emprendedor recordó que en 2017 SkyAlert salvó a millones de personas, que mostraron su agradecimiento a través de redes sociales. “Me puse a leer esos mensajes otra vez. Es por ellos que tengo que salvar este barco junto con todo este gran equipo de talento que, sin ellos, definitivamente no se podría”, confesó.

La lección de esta reestructuración de la empresa fue que la dirección debía identificar los perfiles indispensables para la operación y crecimiento de SkyAlert. Entonces renovaron todos los procesos de evaluación y contratación entre marzo y abril. Luego se enfocaron más en qué herramientas les ayudarían a que los empleados entiendan la misión, visión, los productos y qué espera el mercado de ellos.


Con la reestructura de la empresa lograron eficientar los recursos y ahora, incluso, tienen utilidades. Álvaro afirmó que previo a esto había meses que le ganaba el gasto al ingreso. El objetivo era equilibrar, acotó. Con las utilidades SkyAlert pudo recuperarse y reinvertir.


“Necesitábamos salir de ese modelo tan arriesgado tanto para fondos como para las empresas. Y un año después ya somos 37 empleados. Es decir, ya estamos recuperando puestos con gente nueva”.

Álvaro Velasco, CEO de SkyAlert


Indispensable tener un plan B


Desde siempre, Álvaro y su socio Alejandro Cantú han tenido un plan B para emergencias, es decir, situaciones de riesgo político y social en México. Eso es algo que deberían tener todas las empresas, preguntarse qué pasaría en una situación de crisis como la que se enfrentó por la contingencia sanitaria.

En cuanto comenzó la Jornada Nacional de Sana Distancia en abril del 2020, SkyAlert migró en menos de un mes sus servidores físicos a la nube para que la gente trabajara desde casa.

Como parte de la reestructuración de la empresa también mandaron a la nube todos los demás procesos como la red de sensores a través de Amazon Web Services (AWS). Eso les permitió operar por primera vez de manera completamente remota.

Hasta ahora, SkyAlert ha tenido 9.6 millones de descargas totales entre 2011 (año en que inició operaciones) y 2020, gracias a la efectividad de su red privada de sensores.

Álvaro aseguró que se enfocaron en sobrevivir. “Y con gastos al 35% del gasto corriente, nos permitió por primera vez en mucho tiempo obtener utilidades de manera constante”. Para septiembre de 2020 dejaron de estar en modo supervivencia y comenzaron a crecer con planes a futuro, como nuevas contrataciones y proyecciones de crecimiento del 100% para 2021.


Apostar por el equilibrio y la productividad

El trabajo remoto ha traído como consecuencia una mejora en el clima organizacional y en la productividad. “Es cierto que extrañamos ir a la oficina, pero respecto a la productividad creamos un área que se llama Desarrollo Organizacional para que justo se dedique a medir eso”.

La nueva área y el home office disminuyeron los rumores que ocasionaban roces entre los compañeros. “Eso se acabó por completo, ahora si alguien quiere discutir algún tema se hace abierto con cámara y micrófono abierto”, afirmó Álvaro.


Además de en la reestructuración de la empresa, también se ha trabajado en alcanzar el equilibrio, hoy las diferentes áreas saben qué está haciendo la otra y cómo el trabajo de un colaborador puede afectar o beneficiar a otra área.

Para lograrlo organizan juntas mensuales donde todos los gerentes exponen sus objetivos y estrategias al resto de los gerentes, no solo a dirección. “Se hace una autoevaluación y las áreas opinan sobre qué podemos hacer mejor”.

Previo a la pandemia estos encuentros eran complicados por la coordinación de tiempos y espacios. “Hoy solo aprietas un botón y ya estás en otra reunión. Eso lo vuelve mucho más productivo porque no llegas tarde, no hay tráfico, etcétera. Todo eso se acabó y nos enfocamos en aprovechar mejor nuestro horario”, declaró el emprendedor.

El equilibrio de horarios permite también tener empleados más productivos. En SkyAlert se respeta la jornada laboral de 9 a 18 horas, porque si no se respetara, aclaró Álvaro, “se convierte en una sobre explotación porque trabajar más horas al día resulta contraproducente. La gente se quema, se cansan”.


Reestructurar, recuperar y crecer la empresa

Álvaro compartió que, en 2020, la facturación de SkyAlert decreció 4%, pero tuvo un crecimiento de utilidades del 323%. Para este 2021, entre los planes está ampliar su cobertura a un 98% del suelo sísmico del país, así como el lanzamiento de nuevos productos de safety para empresas, hogares y ciudadanos.

La meta es ser una solución multialerta, lo que se traduce en alertamiento masivo en distintas zonas del país, se van a incluir 5 nuevos estados: Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur. “Son estados que nunca han tenido alerta sísmica y estamos muy emocionados”, compartió. Para alcanzar la meta SkyAlert adquirirá 100 nuevos sensores, que significa doblar los que ya tienen.

El futuro es prometedor. “Este año vamos a lanzar más productos. Ahorita tenemos dos que es la app y el Epicenter (un dispositivo para edificios y empresas). Vamos a cerrar el año con 14 productos. Realmente tenemos hambre de decir ahora sí, en este décimo año de operaciones vamos a dar ese gran salto a volvernos una empresa internacional, a no dejar ni una sola sucursal sin alertamiento sísmico”, adelantó Álvaro.

*Con información de Arianna Jiménez

Conoce más de las decisiones que tomó de Álvaro Velasco de SkyAlert, así como otros cinco emprendedores más frente a la pandemia en nuestro WORTEV Rise Paper. Liderazgo y Productividad 2020. Descarga el estudio completo aquí:

Acerca del Autor /

[email protected]

Editora de coyuntura y reportajes.