Elon Musk en Twitter sigue perdiendo y no solo dinero

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Elon Musk en Twitter se convierte en su mayor accionista - WORTEV

Las malas noticias para uno de los empresarios más mediáticos del mundo no terminan. La presencia de Elon Musk en Twitter ha desencadenado una serie de eventos como la pérdida de 200 mil millones de dólares. Pero, además de caer del ranking como el más rico del mundo, parece que nada le sale bien.

Desde que Elon Musk compró Twitter, se prendieron las alertas entre los accionistas de Tesla, que se muestran cada vez más preocupados, lo que ha provocado la caída del 11% de las acciones de la firma que ya se habían reducido 69% en 2022. Sin olvidar la creciente oferta de autos eléctricos que lo dejan como uno de los más caros del mercado.

Pero la controversia no termina ahí. Un juez de San Francisco está en proceso de entrevista a los posibles miembros del jurado que determinarán la culpabilidad o inocencia de Musk por un presunto engaño a los inversionistas de Telsa en 2018. Un tuit de Musk propició la fluctuación de las acciones de Telsa, tras especularse que las compraría en 420 dólares cada una.

Cabe recordar, que los reguladores del mercado accionario estadounidense, obligaron a Musk a pagar una multa de 40 millones de dólares, además, de disuadirlo de continuar al frente de Tesla.

Esta historia no acabará pronto, y mientras tanto, Elon Musk en Twitter y en Tesla enfrenta importantes decisiones. Por ahora, ya descendió del ranking de millonarios al segundo lugar con una ‘pequeña’ fortuna de 178,000 millones de dólares. Solo superado por los 180,200 del francés Bernard Arnault, dueño de marcas como Louis Vuitton, Christian Dior, Tiffany & Co., Bulgari, entre otras de estilo de vida, belleza, moda, vinos y retail.


A continuación, un breve repaso sobre los acontecimientos clave de Elon Musk en Twitter:


La polémica compra de Twitter


El segundo hombre más rico del mundo pagó 44 millones de dólares por una de las redes sociales más influyentes del mundo. Así, Elon Musk se convirtió en el dueño de Twitter.  Tras concretarse la compra, Musk tuiteó: “el pájaro está liberado”. Y los despidos también.

Una de las primeras acciones de Elon Musk en Twitter fue despedir al CEO, Parag Agrawal; al director financiero, Ned Segal; a la responsable jurídica, Vijaya Gadde, y al secretario general, Sean Edgett.

Los altos ejecutivos fueron escoltados por elementos de seguridad de la empresa, al ser acusados de engañar a Elon Musk y a los inversionistas sobre la cantidad de cuentas falsas en la red social, según reveló Reuters.

Y al parecer, estos no serán los únicos cambios en la plantilla laboral de Twitter, pues Elon Musk informó a los inversionistas que planea, a largo plazo, despedir al 75% de los 7,500 trabajadores, según publicó el Washington Post. 

El pasado 28 de octubre de 2022, la Bolsa de Valores de Nueva York anunció la suspensión de la cotización de Twitter en espera de que sea oficial la exclusión del mercado de valores. Un día previo, las acciones quedaron valoradas en 53.70 dólares, una cifra similar a lo establecido en el convenio de compra.


Los cambios esperados de Elon Musk en Twitter


El pasado 18 de diciembre de 2022, Musk lanzó una encuesta en Twitter cuestionando a los usuarios si él debería encabezar la compañía. En 12 horas, votaron 12 millones de personas, y el 57% estuvo en su contra.

Días más tarde, el CEO de Twitter confirmó que se retirará de su cargo “en cuanto consiga a alguien lo suficientemente tonto” para relevarlo.



Elon Musk planteó flexibilizar la moderación de contenidos; lo que abre la posibilidad de que anule el veto al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump tras la incitación del asalto al Capitolio por parte de sus seguidores el 6 de enero de 2021.

En una carta pública, desde su cuenta personal en Twitter, Elon Musk afirmó que su objetivo no es “hacer dinero” con la adquisición de la red social, sino “tratar de ayudar a la humanidad”. “Además de respetar las leyes, nuestra plataforma debe ser acogedora para todos”, sostuvo. 

Respecto a la publicidad, el magnate sudafricano sostuvo que es escencial para la empresa mostrar anuncios que correspondan a las “necesidades” de los usuarios de la red social. También buscará reforzar la lucha contra contra el spam. E hizo referencia a “X”, su visión de una aplicación global que incluya mensajería, redes sociales y servicios financieros, servicios similares a los de WeChat en China.   


La pausa en la compra de Elon Musk


Elon Musk en Twitter dudó en convertirse en el dueño de la red social. El pasado mes de mayo anunció que el acuerdo de compra estaba temporalmente suspendido. Y añadió que un acuerdo viable a un precio más bajo no estaría “fuera de discusión”.

El magnate sudafricano pidió a la red social detalles sobre el porcentaje real de bots de spam que existen en Twitter. Pues él aseguraba que se trata del 20%. Mientras que la red social afirmó que es solo menos del 5% de los usuarios. 

En respuesta a las acusaciones de Musk,  el CEO de Twitter, Parag Agrawal, explicó públicamente en la red social, que sus empleados combaten las cuentas falsas y aseguró que cada día bloquean aproximadamente medio millón de ellas

Dicha respuesta no convenció en absoluto a Elon Musk en Twitter, quien respondió a Agrawal con un emoji.  



Después, decidió ser un poco más reflexivo:  “Entonces, ¿cómo saben los anunciantes lo que reciben por su dinero?”. “Esto es fundamental para la salud financiera de Twitter”, añadió.

Las acciones de la red social se desplomaron tras el anuncio de Musk, cayendo más de un 10%. Más tarde, el magnate publicó que su equipo está comprobando los números de Twitter y “eligió 100 como número de tamaño de la muestra, porque eso es lo que Twitter utiliza para calcular <5% de falsos/spam/duplicados”.


Un acuerdo de venta asegurado


En medio de la polémica desatada por Musk, el directorio de Twitter dijo que planeaba hacer cumplir su acuerdo de compra de 44 mil millones de dólares por parte de Elon Musk y señaló que la transacción va en el mejor interés de todos los accionistas, de acuerdo a un comunicado enviado a Bloomberg News. 

Trascendió que la adquisición propuesta incluye una multa de ruptura de mil millones de dólares para cada parte, misma que Elon Musk en Twitter tendría que pagar si el trato se desmorona debido a problemas financieros. 

El acuerdo de fusión incluye una disposición de desempeño específica que permite a Twitter obligar a Musk a consumar el trato, según el documento. Eso podría significar que, si el acuerdo termina en los tribunales, Twitter podría obtener una orden que obligue a Musk a completar la fusión en lugar de solo obtener una compensación monetaria por cualquier violación del mismo.


¿La peor decisión empresarial de Musk?


Twitter anunció el pasado 25 de abril de 2022 que el hombre más rico del mundo compraría la totalidad de las acciones en 54.20 dólares cada una. Lo que significa una operación valorada en 44 mil millones de dólares y dejará de cotizar en Bolsa. El equivalente al 16% de la fortuna del dueño de PayPal y Space X.   

La empresa fundada hace 16 años, se ha convertido en una plataforma de debate sobre temas políticos y sociales. Recientemente, Elon Musk había cuestionado los límites de la libertad de expresión. 

El acuerdo de compra-venta se logró tras la votación unánime del Consejo de Administración de Twitter y se concretará antes de que finalice el año. Tras el anuncio, las acciones subieron 5% y su cotización se suspendió antes de la confirmación del acuerdo.



Trabajará en favor de la libertad de expresión


Elon Musk dejó en claro que su principal objetivo, como dueño de Twitter, es apoyar la libertad de expresión sin restricciones y reducir el veto a usuarios o la eliminación de tuits individuales.

“Es muy importante que haya un escenario inclusivo para la libertad de expresión”, dijo durante una entrevista en la conferencia TED. “Twitter se ha convertido en una especie de plaza pública de facto, por lo que es realmente importante que las personas tengan tanto la realidad como la percepción de que pueden hablar libremente dentro de los límites de la ley”.



De mayor accionista al dueño de Twitter


Apenas el pasado 5 de abril de 2022, Elon Musk en Twitter se convirtió en su mayor accionista. Al comprar 73.5 millones de acciones, el equivalente al 9.2%.witter ahora es el mayor accionista de la plataforma. Compró 73.5 millones de acciones, el equivalente al 9.2%.

Su participación, en la red social creada por Jack Dorsey, supera la del grupo Vanguard (8.79%) y a la de Morgan Stanley (8.76%).

El CEO de Tesla pagó un total de 2,890 millones de dólares por las acciones, lo que representa aproximadamente el 1% de su fortuna total, estimada en 273,000 millones de dólares, según el índice de multimillonarios Bloomberg.

Recientemente, en un intercambio de opiniones con sus seguidores, éstos lo animaron a comprar Twitter. 

Elon Musk en Twitter no podrá tener más del 14.9% de las acciones. Ya sea solo o como miembro de un grupo.



El CEO de Twitter, Parag Agrawal, tuiteó que la compañía estuvo hablando con Elon Musk en las últimas semanas y “nos quedó claro que aportaría un gran valor a nuestra Junta”.

“Él es un creyente apasionado y un crítico intenso del servicio, que es exactamente lo que necesitamos en @Twitter y en la sala de juntas para fortalecernos a largo plazo”, agregó Agrawal.



La noticia de que Musk es el nuevo mayor accionista de Twitter, provocó un alza de más de 25% en las acciones.


Elon Musk en Twitter es su mayor crítico


El multimillonario, dueño también de SpaceX, Starlink y Neuralink, ha cuestionado abiertamente la apertura de Twitter a la libertad de expresión y la Primera Enmienda a la Constitución de Estados Unidos. 

Dicha enmienda garantiza los derechos de libre expresión y de acción, considerados fundamentales para un gobierno democrático. Estos derechos incluyen la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de reunión y la libertad de religión.

Elon Musk en Twitter tiene 80 millones de seguidores, a quienes les había consultado en una encuesta si querían agregar un botón de edición a las funciones de Twitter, escribiendo mal “sí” (“yes” en inglés) como “yse”.



Anteriormente Elon Musk en Twitter había planteado la posibilidad de crear él mismo una red social rival, dado su seguimiento masivo y leal en la red social.

En respuesta, un desarrollador de software le planteó la posibilidad de construir una plataforma con un algoritmo de código abierto, en donde la propaganda sea mínima.


Controvertido en 140 caracteres


A Elon Musk en Twitter le son suficientes 140 caracteres para ser tan controvertido como polémico. 

El empresario ha admitido que él mismo no tiene filtros cuando se trata de hacer algún comentario por más polémico que pueda resultar.

Por ejemplo, algunos de sus tuits más controvertidos son: “Estoy pensando en dejar mi trabajo y convertirme en influencer de tiempo completo”. Y lo escribió sin hacer mayores comentarios.

O cuando un usuario compartió un video en el cual aparece Elon Musk hablando de establecer una sociedad multiplanetaria o la humanidad dejará de existir. Y fue el mismo magnate quien respondió a ese tuit con “probablemente mucho antes de que haga demasiado calor para la civilización.”



Elon Musk en Twitter solicita permiso antes de publicar


En 2018, Elon Musk firmó un decreto de consentimiento de la SEC para que un abogado revise y apruebe sus mensajes antes de publicarlos en Twitter. 

Sin embargo, ahora quiere rescindirlo, alegando que el organismo está tratando de “enfriar” su libertad de expresión.

“La libertad de expresión es esencial para que una democracia funcione. ¿Crees que Twitter se adhiere rigurosamente a este principio?”. “Las consecuencias de esta encuesta serán importantes. Por favor, vota con cuidado”, cuestionó a sus seguidores en su cuenta oficial de Twitter.

En su comparecencia más reciente sobre el caso, Elon Musk citó la canción de Eminem ‘Without Me‘ y se comparó con el rapero. 

En la letra del tema, el músico se queja de que: “La FCC no me deja ser o no me deja ser yo, así que déjame ver / Intentaron callarme”, aludiendo a la censura de su canción ‘The Real Slim Shady’, de 2000.

Los abogados de Musk simplemente sustituyeron ‘FCC’ por ‘SEC’ para hacer la comparación, según se lee en los documentos compartidos por The Verge. Además, el empresario dice que él y Eminem son “básicamente idénticos”.

Hasta el momento, el controvertido multimillonario no ha hablado específicamente sobre algún cambio que pudiera buscar en las reglas de Twitter. Solo se limitó a tuitear: “¡mejoras significativas en Twitter en los próximos meses!”.



Karina Rendón
Karina Rendón
Editora de WORTEV

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
0
    0
    Carrito
    Carrito vacío