Él reinventó los seguros y hoy su insurtech Betterfly se convirtió en unicornio

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest
Eduardo de la Maggiora, Betterfly unicornio chileno- WORTEV

Tras recibir una ronda de financiamiento Serie C, la startup de seguros llegó a un valor de mil millones de dólares, con lo que se suma a la lista de unicornios latinoamericanos. El nuevo unicornio chileno Betterfly es, además, la insurtech más valiosa de la región. Su fundador Eduardo della Maggiora cuenta su historia de reinvención de los seguros.

Della Maggiora está reinventando tanto el producto como la distribución en el mercado global de seguros. El emprendedor chileno ha desarrollado un modelo integrado B2B2C de seguros que incorpora bienestar, protección financiera y propósito social con la misión de ayudar a mejorar, proteger y transformar la vida de las personas.

La startup chilena Betterfly nació en 2018 como Burn to give bajo el concepto de quemar calorías para dar calorías. Y fue en la pandemia cuando evolucionó a lo que es hoy, una plataforma online de beneficios para trabajadores de empresas que recompensa sus hábitos saludables con un seguro de vida.

Hoy en día tienen más de mil empresas usando Betterfly en Chile, desde grandes empresas como Santander, Samsung o AB InBev hasta empresas pequeñas en periodo de menos de un año. También tiene operación en Brasil.

Este 2022 Betterfly llega a México, Colombia, Argentina, Perú, Ecuador, Panamá y Costa Rica.

Con el nuevo capital el nuevo unicornio chileno Betterfly planea expandirse más allá de la región a Estados Unidos, España y Portugal para 2023.

“Tenemos una visión como compañía de proteger el futuro de 100 millones de familias al año 2025. Es una meta ambiciosa, queremos ser una compañía global, que llegue no solamente a cada rincón de Latinoamérica”, dijo Eduardo della Maggiora en entrevista con WORTEV el año pasado.


Inversión acelerada

Eduardo della Maggiora, fundador y CEO de la insurtech Betterfly, conoce el arte de convencer a los inversionistas. En tiempo récord, menos de un año Betterfly, consiguió levantar una serie A y una serie B en la que recaudaron 60 millones. Más que lo obtenido por otras startups chilenas como Cornershop y NotCo en la misma etapa de inversión.

“Hemos tenido suerte de que las 2 rondas de inversión tanto la serie A como la serie B ha sido muy rápida como nuestro crecimiento. Y eso es algo de lo cual estamos muy contentos porque los inversionistas que queremos están a bordo y han liderado las rondas”, dijo della Maggiora. Entre estos destaca Softbank, uno de los fondos de venture capital más grandes del mundo que está catapultando a las startups de la región de América Latina al status de unicornio, es decir, empresas privadas con un valor superior a mil millones de dólares.

La ronda C por 125 millones de dólares fue liderada por Glade Brook Capital Partners LLC e incluyó dos fondos que ya habían invertido en el unicornio chileno Betterfly: QED Investors LLC y DST Global Investment Partners. Así como dos nuevos inversionistas: Greycoft Partners LLC y Lightrock LLP.

La primera ronda fue de 20 millones de dólares, la lideró QED Investors que tiene varias inversiones en México entre las que destacan los unicornios Konfío y Kavak. Aquí también entró Endeavor Catalyst en diciembre de 2020.

En la serie B repitió QED Investors y se sumó DST Global Partners, Valor Capital y Softbank que fue la primera inversión que hizo en una insurtech en Chile y Latinoamérica. El monto de la inversión fue de 60 millones en junio de 2021.


Historia del unicornio chileno Betterfly

El anuncio de que su madre tenía leucemia sacudió la vida de Eduardo della Maggiora. Fue un proceso de reflexión en el que se dio cuenta de que quería lograr un impacto en el mundo. Así que, en 2014, el ingeniero renunció a J. P. Morgan en donde trabajaba en el área de fusiones y adquisiciones.

“Vivía en Nueva York en un trabajo donde siempre quise trabajar, pero no me pude contestar la pregunta de cómo estaba generando impacto hoy en día en el mundo. Y eso hizo que renunciara y me fui a África por 6 meses a hacer un voluntariado, clases de inglés y matemáticas a niños en Tanzania”, recuerda.

Ahí nació la semilla de Betterfly. “Después de 10 años en finanzas yo era un banquero con hartas horas de trabajo y con hartos kilos de sobra, pesaba 15 kilogramos más a los 34 años”, confiesa. Eso lo hizo volver al mundo del deporte que había dejado años atrás.

“Se me cruzó la idea de que los kilos que estaba perdiendo se los podía regalar en kilos de comida a los niños con los que trabajé en África”, comparte el emprendedor. En ese momento fusionó esas ideas y fundó Burn to give bajo el concepto de quemar calorías para dar calorías.


Revolución de los seguros tradicionales


“En ese mismo instante también algo que siempre me llamó la atención respecto a la industria financiera de seguros de vida es que es un producto muy poco tangible porque nunca vamos a usarlo, lo van a usar nuestros hijos”, reflexionó della Maggiora. Pero, “si tú caminas más, si tú meditas, si tú escuchas música, si tú te alimentas mejor, no solamente vas a tener una vida más feliz, sino más longeva”, dijo.


Con la adición de estas dos cosas, el líder del unicornio chileno Betterfly se preguntó: ¿Qué pasaría si podemos construir el primer seguro de vida donde se democratizara el acceso a protección financiera y se democratizara el estado de bienestar en una solución?

Al inicio de la pandemia por Covid-19 hubo una pausa con los fondos que querían invertir en su startup. Fue entonces cuando miró lo que estaba pasando en Chile. “Empezamos a darnos cuenta de que el seguro de vida digital estaba creciendo como industria y ahí cerramos una ronda muy exitosa”, recuerda della Maggiora.

A mediados de la pandemia Burn to give evolucionó a Betterfly para tener un impacto social y solucionar la problemática de la poca cultura de estar asegurado. Sobre todo porque el padre del emprendedor murió cuando él tenía 15 años y no tenía un seguro de vida de respaldo.

A esta aventura emprendedora inspirada en su vida personal se sumó su hermano menor Cristóbal, quien también trabajaba en el mundo financiero.

Eduardo y Cristóbal della Maggiora, fundadores de Betterfly
Eduardo y Cristóbal della Maggiora, fundadores de Betterfly


El Efecto Mariposa del unicornio chileno Betterfly


Con Betterfly estos hermanos chilenos están construyendo bienestar físico, bienestar emocional, mental y financiero. “Nosotros queremos generar un pequeño paso todos los días y en el largo plazo generar un cambio muy grande”, dice Eduardo della Maggiora. De ahí el nombre de Betterfly, que viene del Efecto Mariposa, “el aleteo de una mariposa en Río de Janeiro tendrá impacto en el mundo”, pero desde una connotación positiva, aclaró el emprendedor. “La tecnología que nosotros construimos es para amplificar el bienestar de las familias”, dijo.

En la serie A “la meta era cerrar las primeras 100 empresas y las cerramos en 3 meses en vez de un año. Y en la serie B la meta era llegar a 600 empresas fin de año y ya estamos arriba de mil”, acotó el emprendedor chileno.

Al cierre del 2021, della Maggiora compartió que su equipo creció casi 20 veces de lo que era hace un año y medio. Esto debido a que se fusionaron y adquirieron 6 startups: 5 chilenas y una brasileña.

Eduardo della Maggiora está recibiendo el Efecto mariposa de esa decisión radical que tomó en 2014 para cambiar su vida. Este primero de febrero su insurtech se convirtió en unicornio, el más grande status para una startup, y seguirá impactando al bienestar de las personas en varios países del mundo.




Si te gustó la historia de Eduardo della Maggiora y el unicornio chileno Betterfly, suscríbete a nuestro newsletter y recibe más historias inspiradoras.

Yanin Alfaro
Yanin Alfaro
Editora de coyuntura y reportajes.

Artículos similares

¡Suscríbete!
Recibe noticias e información sobre las tendencias de emprendimiento de México y el mundo.
Conoce cómo el ecosistema emprendedor contribuye al crecimiento económico.
Nos interesa saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *