Hacer crecer a las empresas con innovación es la misión de este emprendedor

Desde hace algunos años, la palabra innovación se ha puesto de moda, sin embargo, pocos saben cómo entrarle. Bajo esta premisa surgió RedBox hace 18 años, la primera agencia de innovación en México de la mano de Rodolfo Ramírez, su fundador.

En aquel entonces, este concepto no era tan popular como ahora. El emprendedor cuenta que el principal reto para su empresa fue lograr que las empresas entendieran la importancia de la innovación para crecer. “La gente no entendía bien lo que vendía y tampoco tenía casos de éxito para mostrar”, compartió en una entrevista el fundador.

Tras dos años de tocar puertas, RedBox comenzó a ganar clientes. Hasta hoy han atendido a más de 80 compañías de distintas industrias en 10 países. Entre estas destacan Sabritas, Kidzania, DHL, Sportsworld, Cinépolis, El Palacio de Hierro, Tupperware, Dominos, GNP y Grupo Posadas, por mencionar solo algunas.

Encuentra tu área de oportunidad, aunque aún no existan competidores

La idea de RedBox surgió a partir de una necesidad que Rodolfo Ramírez notó mientras trabajaba en Sabritas, a finales de los años 90. Él participaba en el desarrollo del proceso de innovación interna de la empresa. En ese momento detectó que ese tema cobraría importancia y no existía una metodología para implementar innovación en los negocios.

“La mayoría de las empresas reconocen que debe implementar algo nuevo, el problema es que no saben cómo desarrollar esa innovación que les genere valor”, recuerda Rodolfo, quien es Licenciado en Comercio Internacional por el ITESM y cuenta con un MBA por la Universidad de Lund en Suecia.

Su trayectoria y preparación le ha permitido desarrollar un proceso fácil de seguir y en función de ello, ayudarles a las empresas de cualquier tamaño a pensar en una propuesta completamente nueva, para darle forma y llevarla al mercado.

Para alcanzar este objetivo, entender al consumidor es clave. Sin embargo, también hay que identificar a quién le habla tu consumidor, conocer tendencias y analizar toda esa información, solo así las ideas comienzan a surgir e inicia el proceso creativo.

Crear innovación es una serie de fases, la primera es cuando seleccionas las ideas, pero no son nada si no se implementan y regresan el valor.

Rodolfo y su equipo en RedBox sigue una metodología de tres etapas:

  1. Inspiración para generar ideas que resuelvan o solucionen un problema
  2. Creatividad para darles forma en una posible implementación
  3. Innovación cuando las cosas suceden y se obtiene un valor por esas ideas

La innovación es el final del proceso. Se llega ahí solo cuando se hizo algo mejor o algo diferente a lo que hacen los demás. La clave es meter ingredientes diferentes en cada idea “para que un caldo sepa diferente hay que cambiar los ingredientes”, agregó Rodolfo en entrevista.

Para seleccionar las ideas, el emprendedor recomienda analizar hacia dónde va la industria y encontrar puntos de dolor que los consumidores están viviendo y no los satisfaga por completo.

¿Cómo detectar cuando hay posibilidad de innovación?

Todas las empresas han crecido gracias a algún tipo de innovación. Incluso, las Pymes son las que tienen mayor posibilidad de innovar, ya que son más flexibles y es más sencillo diseñar e implementar ideas, así como generar valor constantemente, a diferencia de las grandes empresas.

De hecho, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas hay subsistido gracias a algún tipo de innovación. ¿Por qué? Porque innovación es crear nuevas formas de generar valor en función de un producto o servicio, en el modelo de negocio o en una nueva forma de llegar a los consumidores.

Tipos de innovación a implementar:

-Incremental. Consiste en añadir atributos a algo que ya existe y evolucionar. El 98% de las empresas innovan de este tipo. Se trata de encontrar ¿qué estás haciendo hoy que podrías mejorar?

-Disruptiva. Solo el 2% innova de manera radical o disruptiva. Rodolfo Ramírez agrega que es difícil lograrlo porque es una solución que te hará olvidar cómo lo hacías antes.

Innovación y pandemia

A pesar de ser las que mayor oportunidad tienen para desarrollar e implementar innovación, las pequeñas empresas son las que más le temen a modificar esta mentalidad. Para reducir el factor miedo, RedBox recomienda iniciar con innovación en la experiencia al consumidor o en pequeñas implementaciones en el producto o servicio.

Con la llegada y avance de la pandemia es imprescindible innovar, pero con un reto mayor ¿cómo lograr que el cliente se sienta cómodo y al mismo tiempo seguro?

Rodolfo Ramírez asegura que la única certeza que tenemos es que el futuro será híbrido, no volverá a ser como lo conocíamos, pero tampoco será completamente digital. Por lo tanto, cualquier innovación debe combinar estas dos dimensiones.

“Tienes que servirte del mundo digital para bajar las fricciones o los puntos de dolor que experimente el cliente”, por ejemplo, enamorarlos y convencerlos a través de tu canal digital y llegar de forma presencial solo a cerrar la venta.

Pregúntate ¿dónde mi cliente siente que pierde más tiempo?, ¿dónde se siente expuesto?, estas respuestas te ayudarán a identificar cómo aprovechar la tecnología a tu favor.

“No nos hagamos falsas esperanzas, hay que ser realistas y aceptar que tenemos que adaptarnos al nuevo juego. Hay que volver a hacer vida con esta nueva forma”.

Rodolfo Ramírez es conferencista y mentor para emprendedores de alto impacto. Formó parte de nuestro tercer Wortev Rise Day el pasado 28 de enero. Revive su conferencia y mentoría en este enlace

Acerca del Autor /

[email protected]

Editora Wortev