Yipi

Yipi, empresa que apuesta por la movilidad sustentable en Jalisco

Yipi es una empresa de transporte con cuadriciclos eléctricos que además reduce las emisiones de dióxido de carbono. Permite a los jaliscienses recorrer distancias cortas en un vehículo seguro, sanitizado y cómodo.

Cuando a un emprendedor se le mete una idea en la cabeza, no la suelta hasta hacerla tangible. Así se tarde varios años y tenga que ir contra corriente, encuentra la manera de lograrlo poco a poco. Confía en que su propuesta puede mejorar el mundo.

 

Reponerse ante la adversidad

 

Luis Fernando Pérez Martínez estaba cansado de que en algunas zonas de Jalisco el acceso del transporte público como microbuses era imposible. Se dio a la tarea de encontrar otras opciones de transporte que hicieran la vida de los jaliscienses mucho más sencilla. Con esta ambiciosa idea, invitó a sus hermanos para formar parte del proyecto. Sin embargo, solo su hermana Ana Evelia creyó en él y decidió ayudarle a conformar Yipi. Nunca imaginaron que el proceso no sería nada sencillo.

Juntos crearon Yipi, un negocio basado en unidades eléctricas que además reduce las emisiones de dióxido de carbono. Permite a los jaliscienses recorrer distancias cortas en un vehículo seguro, sanitizado y cómodo, que funciona bajo un modelo de precarga. Funciona a través de una aplicación móvil o de una tarjeta de afiliación.


Nadar contra corriente

 

La firma comenzó su desarrollo en el 2016 como una apuesta para convertirse en un complemento para el sistema de transporte establecido en Jalisco. Después de buscar diferentes proveedores, tanto nacionales como extranjeros, Luis Fernando viajó a China para realizar algunas pruebas de rendimiento y soporte en vehículos ciclomotores. El siguiente desafío fue lograr que los cuadriciclos eléctricos ingresaran a México, ya que en la aduana solicitaban muchos filtros.

Ana Evelia, quien es ahora Gerente de Administración y Finanzas de Yipi, recuerda que, tras el logro de recibir los ciclomotores en Jalisco, enfrentaron la dificultad de poder circular en la vía pública. No estaban autorizados para ser emplacados como automóviles ni como motocicletas, dado que no existía categoría alguna para este tipo de unidades.

“La mini movilidad en México no está legislada, por eso es posible ver a los mototaxis circulando de manera ilegal, porque no están contemplados dentro de la ley”, afirma Ana Evelia.

 

Redefinieron el esquema de movilidad

 

Los mototaxis registraron casi 46 mil viajes diarios en 2015, a pesar de que el 56.9% de ellos ofrecía condiciones de seguridad insuficientes, de acuerdo con el Instituto de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco.

Después de varias revisiones, obtuvieron un permiso de movilidad que les llevó más de un año conseguir. Contrataron un ingeniero automotriz que apoyara para definir el esquema de transporte de estos ciclomotores.

 

A pesar de lo complejo del ámbito legal, hoy los fundadores de Yipi trabajan con el sector privado para promover una iniciativa de ley en temas de mini movilidad.

 

Para Luis Fernando, otro de los grandes retos que enfrentaron fue el lograr conjuntar el trabajo de diferentes áreas. Contrataron un primer equipo de ingenieros para el desarrollo de la aplicación móvil de Yipi, cuyo resultado no fue nada favorable y sí muy costoso.


¿En qué consiste el modelo de negocio?

 

A pesar de todos los altibajos, en 2017 establecieron sus primeras rutas de transporte que abarcaban un radio menor a 4 kilómetros. A la fecha, Yipi cuenta con 8 vehículos eléctricos que ofrecen servicio de 7:00 a 19:00 hrs., y que son considerados el transporte oficial dentro del fraccionamiento Paseo Solares.

La actual app de Yipi, desarrollada por ingenieros nacionales, está diseñada para permitir que los usuarios ingresen su ubicación y seleccionen el destino y la ruta a seguir. Al momento en que llega la unidad, los usuarios deben colocar en la puerta del Yipi el código QR que muestra la aplicación, ya que éste funciona como llave.

Las personas que desean formar parte del equipo de choferes reciben una capacitación interna para el uso de las unidades. Les enseñan a enfatizar el servicio al cliente, esto les permite contar con una tasa de crecimiento promedio de 3 a 4% por semana.

 

Viajes compartidos

 

Sus usuarios son principalmente los residentes del fraccionamiento y los empleados domésticos y de mantenimiento del lugar, por lo que Yipi lanzó un modelo de viajes compartidos, que representa el 90% del total de sus viajes. El costo estándar es de $7.67 pesos por Km. Los trabajadores encuentran en los viajes compartidos la mejor alternativa para transportarse cómodamente y a un costo accesible, ya que hay suficiente espacio para tres pasajeros en cada unidad.

Así es como este modelo de negocio logra ser costeable y posicionar a la firma como una alternativa de transporte eficaz y segura. Cada una de sus unidades están aseguradas para proteger a los choferes y a los pasajeros frente algún percance.

El rendimiento de cada unidad es de 200 km por día y requieren de baterías de ácido-plomo cuya recarga tarda en promedio 6 horas. Es por ello que los ‘Yipis’ trabajan en un diámetro máximo de 4.5km, por lo que cuentan con una base de donde sale y a donde regresa el vehículo. Diariamente transportan a un promedio de entre 300 y 350 pasajeros.


¿Cómo les afectó la pandemia?

 

Yipi reconoció la necesidad de evitar las aglomeraciones en el transporte público y por ello se adaptaron para mantenerse como la mejor alternativa de la zona. Sus conductores utilizan cubrebocas, entregan gel antibacterial a los usuarios y sanitizan constantemente las unidades. Tienen como norma, prohibir el acceso a cualquier persona que desee abordar sin llevar puesto su cubrebocas, así se protege tanto a los choferes como a los demás viajeros.

Los fundadores de Yipi enfocan por ahora sus esfuerzos en la consolidación del modelo de negocio y en el incremento de la oferta de servicio dentro de Paseo Solares. La intención es duplicar el número de unidades disponibles (llegar a 16 unidades) para el próximo año. En la zona donde actualmente operan existen varias instituciones educativas, que, al reanudar las clases presenciales, podría desencadenar mayor demanda de viajes.

 

Los planes a futuro

 

Entre sus metas a futuro se encuentra la posibilidad de importar las piezas de los ciclomotores para que sean ensamblados en Jalisco, a un menor costo y con la ventaja de garantizar la disponibilidad de refacciones. Además, han sostenido reuniones con desarrolladores de celdas solares que podrían incorporarse en una nueva versión de las unidades para eficientizar la recarga y ser aún más sustentables.

Luz Fernando Pérez, Gerente de Operaciones de Yipi, asegura que emprender ha sido para él una aventura y que a pesar de que le ha costado lágrimas, siente una gran pasión por su marca y está seguro de que lograrán consolidarse y crecer el negocio. “Puedes tener una buena idea, pero no tener el capital o tener el capital, pero una idea que no es buena”, por ello el éxito radica en poder combinar ambas cuestiones.

Para la Gerente de Administración y Finanzas de Yipi, Ana Evelia Pérez, la clave de éxito es el aporte social. Brindar a través de esta propuesta de mini movilidad una dinámica de transporte más segura y organizada.

Yipi formó parte del Primer Wortev Rise Day. Revive este evento aquí.