como-ser-feliz-segun-la-ciencia-hay-una-formula

¿Cómo ser feliz?, según la ciencia hay una fórmula

¿Cómo ser feliz?. Conoce cuál es la fórmula para alcanzarla según la ciencia.

La felicidad es un estado de ánimo que, frecuentemente, experimenta una persona a través buenos hábitos; por ejemplo, salir de viaje, lograr un objetivo profesional, bailar, hacer ejercicio o disfrutar de un platillo favorito. Alrededor de esta emoción, se ha dicho mucho. Realmente cómo ser feliz según la ciencia

A lo largo de la historia, una de las dudas que se ha hecho la humanidad tiene que ver con la felicidad y cómo alcanzarla. Desde tiempos de la antigua Grecia filósofos y científicos como Aristóteles se han cuestionado ¿cómo ser feliz? ¿Hay una fórmula?

Para él, un hombre feliz vive bien y obra bien. Dicho de otra manera, un hombre es feliz cuando lleva una buena vida y lleva una conducta recta.

En la actualidad, la duda sobre cómo ser feliz ha llevado a especialistas, psicólogos y científicos a evaluar las condiciones necesarias para llevar una buena vida. Incluso, existen estudios para calificar la vida en general e identificar qué tan felices somos.

El World Happiness Report, es uno de los estudios que mide la felicidad. Se trata de una encuesta realizada por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la ONU. En el informe se analizan seis distintas variables: nivel de ingresos, libertad, confianza, esperanza de vida saludable, apoyo social y generosidad dentro de un país.

La evaluación de estas variables primero es a nivel individual en función a su nivel de ingresos y entorno social que considera factores tales como: mala salud, discriminación, bajos ingresos, desempleo, separación, divorcio o viudez y seguridad en las calles. Dentro de este ranking, México ocupa el lugar 23 de los 156 países participantes.

¿Cuál es la fórmula para ser feliz?

La felicidad generalmente esta asociada con una serie de actividades que te hacen sentir bien. Satisfecha. Incluso, algunos especialistas asocian este estado de ánimo con factores genéticos y no solo circunstanciales, tal es el caso de Sonja Lyubomirsky, investigadora y doctora de psicología de la Universidad de Stanford.

En su libro “La ciencia de la felicidad” basado en su investigación sobre la felicidad establece que para alcanzarla influyen factores genéticos, es decir, hasta cierto punto, este estado de ánimo se presenta como una predisposición en nuestra personalidad. Aunque también influyen factores circunstanciales.

Al respecto la doctora en psicología expone una fórmula que nos explica cómo funciona la felicidad según la ciencia. De acuerdo a su investigación, 50% depende de la influencia genética; en tanto, hay un 10% derivado de los factores externos o aquellos elementos que no podemos controlar.

Para la especialista se puede trabajar el 40% restante para mejorar la capacidad que tiene cualquier persona para ser feliz. Es decir, estrategias y acciones enfocadas para ser felices; por ejemplo, actividades que aumenten la producción de la endorfina.

Endorfina, ‘la hormona de la felicidad’

La endorfina según la definición de la RAE es una sustancia química producida por el organismo que estimula zonas en el cerebro, en particular en el encéfalo, que bloquea la sensación de dolor y genera emociones placenteras. Clave para el bienestar y ser feliz.

Entonces, se podría decir que, para ser felices, la recomendación es practicar actividades que estimulen la producción de endorfinas. ¿Qué actividades te pueden funcionar?

  • Hacer ejercicio: una práctica común que libera endorfinas es el ejercicio. No es necesario tener un entrenamiento de alto rendimiento, bastará con practicar algún deporte, o bien, caminar y nadar por unos 20 o 30 minutos.
  • Meditación: actividades como la meditación o yoga pueden estimular la liberación de endorfina. Cuando tu cuerpo esta relajado es más probable que tengas un estado de bienestar.
  • Planes y objetivos: si te fijas un objetivo y lo cumples producirás un efecto de satisfacción. Puedes comenzar con metas pequeñas en tu día a día.
  • Buena alimentación: hay algunos alimentos que están asociados con el bienestar; por ejemplo, el chocolate. También puedes intentar con alimentos ricos en vitamina C y B, legumbres y Omega 3.
  • Dormir bien: tener buenos hábitos de sueño ha demostrado que ayuda a producir endorfinas. Una de las principales recomendaciones es dormir de 7 a 8 horas al día y lograr un sueño reparador.
  • Relaciones sexuales: este tipo de hormona está relacionado con sensaciones de placer. El acto sexual aumenta la producción de endorfinas están íntimamente relacionadas con las sensaciones de placer y la realización del acto sexual aumenta considerablemente la liberación de endorfinas.

Si bien cada uno puede tener sus propios objetivos y condiciones para ser feliz, algo que nos deja la ecuación de la profesora Lyubomirsky es que hay un 40% que sí depende de nosotros, nuestras acciones, actitudes y hábitos. Así que reorganiza tus hábitos, agrega nuevas actividades, escucha tu música favorita o disfruta de alimentos que produzcan esta sustancia.

El bienestar emocional y social afecta nuestra la forma en cómo pensamos, sentimos y actuamos, un incentivo para ser felices y más creativos. Aquí te contamos 10 características de las mentes emprendedoras.